Entrevista con Amaral

209
amaral

«La Axarquía es un sitio increíble, un lugar en el que hay muchos contrastes en muy poco espacio»

Los zaragozanos Eva Amaral y Juan Aguirre son los componentes de Amaral. Ahora, llegan a Málaga con su último disco, Nocturnal, una selección de 14 canciones con la que intentan “reflejar una búsqueda de luz en estos tiempos convulsos”. Desde que comenzaron su carrera discográfica hace casi 20 años no han dejado de visitar la capital de la Costa del Sol. Aquí han hecho grandes amigos a lo largo de estos años con los que buscar siempre el hueco para degustar un espeto, uno de los platos favoritos de ella y una de las cosas más ricas que dice haberse comido él. Antes, obsequiarán a su público con un concierto largo donde recordarán temas de otros discos y habrá espacio y tiempo para la improvisación musical que tanto les gusta en sus directos.

(Fotografía: Carlos Castro)

Con Nocturnal ya van siete álbumes de estudio…

Juan Aguirre: Sí, sentimos que estamos todavía aprendiendo, no somos mucho de mirar a lo que ya hemos hecho. Normalmente, solemos estar más pendientes de los siguientes sonidos que vamos a utilizar y de las siguientes canciones que vamos a escribir. Para nosotros es como contar historias, hacer de alguna manera un corto o una pequeña película. Estamos muy agradecidos de que la gente haya entendido nuestra manera de tocar y de entender la música, pero sentimos que aún estamos empezando si nos comparamos con músicos que han sido nuestra referencia desde que éramos niños.

¿Qué habéis querido transmitir en este nuevo trabajo discográfico?

Eva Amaral: Realmente, creo que es un disco que habla desde un punto de vista introspectivo de los individuos, pero también de cómo se relacionan entre ellos mismos… Del amor en todos los significados de la palabra. En este disco se refleja lo que tienes alrededor, aunque hable de las relaciones personales, del escenario donde se desarrollan esas historias o se mueven esos personajes. Creo que el álbum intenta reflejar, especialmente, una búsqueda de la luz en unos tiempos un poco convulsos.

Cuando echáis la vista atrás, ¿pensabais que llegaríais tan lejos en la música?

Juan Aguirre: No, no. Empezamos en Zaragoza. Nos conocimos a través de amigos comunes siendo adolescentes y empezamos a tocar versiones de canciones que nos gustaban, también improvisaciones. Tocábamos en bares y a la gente le gustaba. Empezó a funcionar el boca a boca y después vino la posibilidad de grabar un disco. Empezamos a viajar fuera de Aragón y la

verdad es que siempre creo que ha sido un proceso natural de boca a boca. El proyecto ha crecido muchísimo más de lo que nunca hubiésemos sospechado, de hecho, nos tomamos un poco a broma a nosotros mismos… En el cuarto disco, en lugar de ponernos a nosotros, a Eva se le ocurrió fabricar unos muñecos de nosotros mismos y fotografiarlos porque realmente era una manera de reírnos un poco de que casi nos habíamos convertido en unos dibujos animados. Nos tomamos en serio la música, y queremos que suene bien para que la gente que viene a los conciertos la escuche perfecta, pero creo que hay que tomarse un poco a broma lo que nos ha pasado.

¿Qué dais en Nocturnal que no hayáis dado en vuestros anteriores trabajos?

Eva Amaral: Creo que hay una evolución en cada uno de los discos de nuestra carrera. No es una evolución buscada, es natural. Lo que nos ha pedido el cuerpo en este disco que es distinto a los demás es el trabajo de la base rítmica, en el bajo y en la batería. Creo que nos hemos centrado más en ese aspecto para centrar un poco el sonido en un mundo más rítmico y más físico. Es uno de los discos más físicos de todos los que hemos hecho, y, curiosamente, está mezclado con capas por encima de guitarras que en algunos momentos parecen sintetizadores. Es una mezcla curiosa de un mundo rítmico.

El 18 de junio os tenemos en concierto en Málaga, ¿qué esperáis dar al público en esta gira?

Juan Aguirre: El mejor concierto que podamos porque es nuestra manera de decir gracias por escucharnos y por entendernos, por el apoyo recibido. Queremos que sea un concierto largo en el que vayamos recorriendo todos los discos grabados y habrá espacio para la improvisación, no nos gusta que los conciertos sean iguales entre sí. Creo que la base es que sientas que lo que estás haciendo en ese momento es único e irrepetible, y nosotros lo vivimos asó, o al menos lo intentamos. En este gira hay una parte de contenido visual que arropa el sonido, pero lo más importante para nosotros es la parte sonora, que todo el mundo lo escuche bien y hacer sentir bien a la gente. Esa es la base de lo que nosotros consideramos un buen concierto.

_DSC6101-Editar

¿Qué podremos esperar en la escenografía de esta próxima gira?

Eva Amaral: Se han juntado varios factores que hacen que esta gira sea especial porque no solamente es la parte de la escenografía, sino también la parte sonora. Realmente hemos conseguido un sonido de banda muy particular, con mucha personalidad, y todo esto se ve arropado por una escenografía que en algunos momentos parece como una caja negra de un ilusionista, creando momentos especiales y mágicos. Se ha juntado un equipo de gente que ha puesto mucho amor en todo lo que hacía. Está todo construido de forma muy artesanal, con cosas muy sencillas, pero el resultado es de mucho impacto, por eso es una gozada salir al escenario con ese mundo cósmico y estelar encima de nuestras cabezas. Es uno de los montajes escénicos más bonitos que hemos llevado.

¿Cuántas veces habéis visitado la ciudad?

Eva Amaral: Hemos perdido la cuenta (risas).

Juan Aguirre: Muchísimas porque, aparte de venir a tocar, es que tenemos amigos en la ciudad. Vinimos con el primer disco tocando en sitios muy pequeños y no hemos dejado de venir nunca. Sí que es cierto que Málaga es muy diferente a Zaragoza… El clima, el mar… Todo es distinto y siempre nos hemos sentido muy bien. Nos encanta tocar aquí. Conocemos la ciudad bastante bien.

¿Cuáles son vuestros rincones favoritos cuando venís de concierto por aquí?

Juan Aguirre: Voy a hablar por los dos, pero seguro que Eva lo va a corroborar, hay una zona que nos encanta, una zona de la playa donde hay sitios para comer espetos que está justo detrás de la estación, la zona de Huelin. La descubrimos cuando vinimos la última vez a Málaga, en el 101 Festival. Es una zona fantástica. También nos gusta la zona de las teterías, en el centro de la ciudad. Hay un sitio que cuando hablas con la gente de fuera de Málaga, por ejemplo con la gente de nuestra casa, no se esperan que exista y que es un sitio increíble, que es la Axarquía, al lado de las montañas. Cuando lo cuentas, nadie se lo espera porque la gente relaciona Málaga con sol y playa, pero le explicas que conduciendo un poco entras en un mundo completamente distinto. Un lugar en el que en poco espacio hay muchos contrastes.

¿Tenéis tiempo para saborear la gastronomía de la provincia de Málaga?

Eva Amaral: A mí me gusta mucho comer y probar las cosas de cada sitio. Particularmente, una de mis comidas favoritas es el espeto, así que siempre que venimos tenemos que ir a comer espetos. Es sanísimo, está buenísimo, es una cosa sencilla… Me parece único. Como restaurante, me hace muchísima gracia El Tintero, y pasamos por allí el día del concierto o, sino, al día siguiente.

Juan Aguirre: Yo voto por lo que ha dicho Eva. Los espetos están riquísimos.

¿Qué planes tenéis para los próximos meses?

Juan Aguirre: Vamos a hacer 25 presentaciones el disco que hemos intentado distribuir por toda la geografía. Probablemente vayamos a América a partir de octubre. Estos son los planes más a corto plazo y para el año que viene estaremos en Europa.