«Las nuevas tecnologías están ayudando en su labor al agricultor»

547
nuevas tecnologías agricultor

Del cuidado del terreno y mejoras de productividad de la tierra son expertos en “El Canario”, una empresa familiar ubicada en Vélez-Málaga fundada en el año 1968 cuyo lema, “Los cultivos de los agricultores y resolver los problemas, siempre han sido y serán la prioridad de esta empresa”, llevan por bandera.  Esta empresa, que comenzó en sus orígenes dedicándose exclusivamente a las instalaciones de riego y bombas verticales, está especializada a día de hoy en la venta de material técnico para la agricultura y taller mecánico de tractores.

Entrevista a Lidia Sarmiento, Responsable de Administración de El Canario.

Esta empresa la creó mi padre, su origen comienza ahí. De forma humilde mi padre fue el que poco a poco ha ido trabajando para conseguir la empresa que tenemos hoy. Mis tres hermanos y yo somos los que hoy estamos al frente de El Canario, el taller y la tienda. Y otro hermano que se dedica a la finca y el cultivo de los subtropicales, aguacates y mangos, otra de las pasiones de mi padre. Desde muy joven he aprendido entre estas paredes el oficio y sigo aprendiendo día a día.  Así que contamos con exposición de maquinaria y servicio de taller y reparación del servicio técnico de todas las marcas de las que somos distribuidores oficiales.

¿Crees que la agricultura está evolucionando y desarrollándose como motor económico de Málaga y su provincia?

Ha habido un incremento, porque el sector agroalimentario y el campo han sido lo que se han mantenido a pesar de la crisis. El producto está en el campo y se ha seguido trabajando, porque es lo que comemos. Y ahora mismo estamos notando un incremento con los cultivos nuevos. Por ejemplo nosotros hemos ido contratando más personal en los últimos años.

La forma de cultivo, tratamiento y recolección de los productos está cambiando con respecto a la forma tradicional. ¿Cómo se están realizando esas mejoras?

Cada vez se están modernizando más las labores del campo y por eso estamos creciendo. Por ejemplo, antiguamente se regaba la finca con un sistema rutinario y ahora cada vez se está avanzando hacia nuevos automatismos. La evolución del campo también va adaptándose a los nuevos tiempos y tomando las nuevas tecnologías para facilitar la tarea al agricultor de manera que el producto se siga cuidando y recolectando de forma óptima.