Lourdes Villalobos: «Ofrecemos una cocina de producto basada en el mar”

801

Cuando el matrimonio formado por Lourdes Villalobos y Sebastián Martín, decidió fletar un catamarán y abrir un restaurante de pescado y marisco en el Puerto de Caleta de Vélez, no imaginaban el éxito que tendrían. Constituyen dos productos complementarios y muy combinables. Los usuarios pueden realizar un paseo por el litoral malagueño, disfrutar de eventos gastronáuticos o contemplar la puesta de sol. Y si lo prefieren, inmediatamente después, degustar el mejor pescado de lonja en Chinchín Puerto, el establecimiento que regenta la pareja. Entrevistamos a Lourdes Villalobos copropietaria de Catamarán Zostera&Chinchín Puerto.

 

¿Cómo se combina una embarcación de recreo (catamarán) con las bondades de un restaurante?, ¿De dónde surge este proyecto?

Pues mire, coincidencia. Nosotros procedemos de familias de pescadores. Nos desprendimos del barco de pesca y construimos el catamarán ‘Zostera’. Lo hicimos nosotros mismos en Almayate. En paralelo, montamos un barecito en La Caleta. Y de este pequeño local surgió el restaurante actual. Se trata de la misma empresa y considero que es una buena fusión de conceptos. Como productos, disponemos del catamarán y el restaurante. Son independientes aunque pueden combinarse. Es sencillo. Puedes realizar un paseo en barco para contemplar la puesta de sol y, al regreso, cenar en Chinchín Puerto. Y surgió así, sin más. Realmente, lo combina el cliente.

¿Catamarán Zostera también ofrece comida a bordo?

El catamarán ofrece eventos a bordo que incluyen comida de forma alternativa. Tienes la opción de dar un paseo en barco y recorrer el litoral, o bien hacer lo mismo almorzando en el catamarán. También, hay grupos que puede alquilar la embarcación en exclusiva. En estos casos, tenemos cocina a bordo y la comida se elabora allí, delante del cliente.

¿Qué menú ofrece el catamarán?

Tenemos varias ofertas estandarizadas. Por ejemplo, un menú de picoteo y luego otro más completo, que incluye embutidos ibéricos, tortilla, etc. Si quieres subir de escalón, existe un paquete que ofrece barbacoa y un cuarto con paella a bordo. En realidad, tienes muchas posibilidades. El catamarán es muy polivalente ya que ofrece muchas alternativas incluso una mariscada de la lonja de Caleta de Vélez. Dicho de otro modo, el paquete lo diseña el propio cliente y a su gusto. Tanto el tiempo que desee como el tipo de menú. Digamos que es un producto totalmente personalizable.

¿Hay algunas salidas más demandadas en el catamarán?

Pues el paseo de seis horas visitando la zona del entorno de Maro y la de tres horas con comida a bordo. Luego, al margen, la puesta de Sol. También hay itinerarios que incluyen avistamiento de delfines aunque no ocurre todos los días. Normalmente, los barcos que están faenando los ven, nos comunican la posición y puedes acercarte.

Vamos ahora con Chinchín Puerto, ¿descríbanos un poco la filosofía y estilo del restaurante?

Cocina de producto, basada en el mar. Ponemos en carta pescado y marisco fresco del día que traemos directamente de la Lonja de Caleta de Vélez. Realmente, es lo que pescan en el Mar de Alborán los pescadores de la zona. No trabajamos con otro proveedor. Casi siempre La Caleta y, eventualmente, la Lonja de Motril.

¿Platos característicos de Chinchín Puerto?

Gambas Cristal, el Rape Chinchín, Pastel de Salmonete, las Croquetas de Choco. Cualquiera de la carta, el Salmonete a Baja Temperatura, las Delicias de Raya, Fideos Tostados, una gran variedad de marisco, las conchas finas con el Ajoblanco. Tenemos de todo, la verdad. Los postres los hacemos nosotros. Son caseros.

¿Qué parte del negocio llevas?

Me dedico más a cocina aunque lo coordino todo junto a mi yerno que se encarga de comprar el pescado. Y en los fogones está Belén que es un poco la responsable de cocina. No obstante, cuando hay más trabajo tienes que estar en todas partes. Y cuando eso sucede estoy en la mesa del pescado.

¿Y en el caso de Sebastián?

Prácticamente, está en el catamarán. Él ha trabajado toda la vida como pescador y ha echado los dientes en el mar. Es su vida. Para él, ha sido un cambio. Le apasiona navegar y transmitir a la gente el amor por el mar. Él es, ante todo, un amante de la pesca.

¿Y Chinchín Puerto?, ¿Cuál es su principal virtud?

El entorno es muy tranquilo, fuera de las aglomeraciones. Y cuando tienes unos días libres lo agradeces sinceramente. Se respira paz. Todo el que viene, a menudo, nos lo recuerda. Se transmite sosiego tanto en el local como en el catamarán. Y eso, a veces, escasea en nuestra vida diaria. Vivir con armonía y disfrutar de la tranquilidad. Y aquí puedes venir tanto a comer como a tomarte una copa como a tomarte un café. Estamos abiertos todo el día aunque cocina cierre a las 4.30 y a las 11.30.

Artículo anteriorMás de 200.000 personas visitan el Certamen Mundial de Jamón ‘Popi’
Artículo siguienteCosta del Sol potencia el golf en Europa, EEUU y Canadá
Juan Alberto Gómez
Redactor todoterreno con más de 15 años de experiencia, en el mundo de la gastronomía, el turismo y la economía. Explorador incansable de los sabores, las cocinas del mundo y los nuevos hallazgos culinarios. Siente pasión por todo lo que rodea al mundo del vino y la enología. También de los productos de temporada y kilómetro 0, lo que viene en denominarse ‘slow food’. Hace suyas unas palabras de Cicerón: “el placer de los banquetes debe medirse no por la abundancia de los manjares, sino por la reunión de los amigos y por su conversación”.