«Málaga me huele a mar y me sabe a berenjena frita con miel de caña»

175

Roberto López, director y presentador del programa «Llegó la hora» en 101 TV, habla sobre su trayectoria, su amor por Málaga y su gastronomía

Roberto López es un periodista madrileño enamorado de la ciudad de Málaga. Como él mismo ha dicho en repetidas ocasiones «en mi vida hay dos fases. AM y PM, o sea Antes de Málaga y Después de Madrid». Director y presentador de «Llegó la Hora» en 101TV Málaga y del programa «El Despertador» en Radio Victoria, Roberto es también el responsable de la dirección de esta emisora pública ubicada en Rincón, de laVictoria, y escribe en La Opinión de Málaga. Es una de las muchas caras públicas que representa a la provincia en toda su esencia. 

Catalogado por sí mismo como madrileño de Rincón o rinconero de Madrid, Roberto estudió Ciencias de la Información en la UEM y en la UCM, y ha trabajado y colaborado en medios tan importantes como la Cadena SER, Telecinco, Diario AS y Punto Radio.

Esta vez, Roberto nos habla sobre su trayectoria, su amor por Málaga y su gastronomía.

Entrevista a Roberto López, director y presentador del programa «Llegó la hora» en 101 TV

¿Cómo y cuándo nace el amor por el periodismo en ti? 

Desde el minuto cero. Nada más nacer, cuentan, que ya estaba dando la noticia. Con 8 años ya escribía un periódico con las noticias de casa y con 14 estaba en un estudio de radio. 

¿Qué es periodismo para ti? ¿Qué representa la información? 

El periodismo es un oficio, artesanía de la palabra y los hechos. Luego, está la información que es la piedra filosofal de un Estado de Derecho. Así que como dijo Del Bosque, «poca broma «.

Tus primeros pasos fueron en prensa escrita y radio, para finalmente recabar en TV, ¿siempre fue tu sueño ser presentador? 

Me encanta escribir, pero tengo tendencia a ser un payaso. Ser un payaso es una cosa muy seria, que conste. En la tele y en la radio, trabajo formatos que me acercan al entretenedor que es una palabra que no existe pero que mola. Así que sigo cumpliendo sueños porque la tele me permite seguir siendo ese payaso con estudios.

Presentas y diriges un programa en 101 TV, ¿qué tipo de magazine encontramos en “Llegó la hora”? 

Es un programa en el que cualquier cosa puede pasar y suele pasar. Nos basamos en Málaga y la actualidad, pero luego entra todo: gastronomía, humor, moda, música, tecnología, sexo…, pero todo con buen rollo.

Eres madrileño de nacimiento, pero te sientes un malagueño más, ¿qué ha supuesto Málaga para ti en lo personas y lo profesional? 

En mi vida hay dos fases. AM y PM, o sea Antes de Málaga y Después de Madrid. Málaga es casa, mis hija, mi trabajo, mis amigos, casi todo. Estoy enamorado de esta tierra y de su gente. Yo me quedo en casa, me quedo en Málaga. 

¿Cómo representarías a Málaga usando cada uno de nuestros cinco sentidos? 

Me huele a mar, me sabe a berenjena frita con miel de caña, tiene un tacto de levante fresco y caricia, una vista de atardecer cuando todo es azul y me suena a Tabletom y a Pablo López.

¿Qué opinas de la gastronomía malagueña? ¿Crees que está lo suficientemente valorada? 

Se está sabiendo poner en su sitio. Málaga está muy valorada fuera, más de lo que imaginamos. También su gastronomía. El producto es un 10 y hay platos tradicionales que son icónicos. Y qué decir de nuestros cocineros y restaurantes, canela fina.

En tu programa existen diferentes secciones de gastronomía, ¿qué podemos encontrar en ellas? 

Damos voz al sabor de lo nuestro. Hablamos de lo más tradicional con Toñi Sánchez, de toda la actualidad gastronómica con Arantxa López y acabamos de comenzar una serie de Especiales con Sabor a Málaga. Te diré una cosa: hablando tanto de comida, uno pasa mucha hambre.

¿Cuál es tu plato malagueño favorito? ¿Y un restaurante? 

El espeto, la porra, la berenjena frita con miel… Párame que te digo la carta entera. Y mis restaurantes, tiro para mi Rincón de la Victoria: José Carlos García que es rinconero y amigo, Mulse, La Marina, LaCaliza, Liceo Playa…

En tu día a día, ¿sueles apostar por productos malagueños? 

Te diré un secreto: como aguacate casi todos los días. El día que Rafa Nadal se coma un aguacate en Roland Garros, será el nuevo plátano del planeta. Lo tiene todo y es exquisito. 

¿Podemos esperar nuevos proyectos impulsados por Roberto López?

Ahora mismo hago tele, radio y escribo en prensa. No tengo tiempo para más pero mi cabeza es un hervidero de ideas. Así que «no se vayan todavía, aún hay más». Esto acaba de empezar.