3 entrantes muy «dulces» con los que nunca puedes fallar

35

El choque gustativo entre lo dulce y lo salado consigue de esta mezcla un sin fin de recetas que no te harán fallar con ningún invitado

Cuando hablamos de dulces, la imaginación siempre recurre a una misma elaboración: los postres. Esas notas gustativas que consiguen hacer resonar en nuestro cerebro el gozo de nuestras papilas gustativas, lanzando impulsos a nuestro sistema nervioso, que a su vez nos hace salivar pensando en un buen brownie con chocolate caliente y helado de vainilla a su lado. Pero, ¿y si se os dijera que existen entrantes «dulces»?

Así es. Y son realmente sencillos de elaborar. A veces, un toque de originalidad en la cocina es la diferencia entre una velada típica y una completamente rompedora. Tomad nota de los tres entrantes elaborados como si de un dulce se tratara y sorprende a todos tus invitados.

Postres salados imprescindibles en toda velada

Muffins salados de salmón

Ingredientes:

140 g de leche entera, 1 cucharadita de vinagre, 180 g de harina de trigo tamizada, 45 g de AOVE, 3 huevos, 2 cucharaditas de postre de levadura, 200 g de salmón fresco en taquitos finos, 1/3 de cebolleta tierna picada, 150 g de queso crema, una pizca de pimienta, 2 cucharaditas de eneldo y 12 tiras de salmón ahumado

Elaboración por pasos:

  • Paso 1. Vierte la cucharada de vinagre en la leche y dejar reposar 10 minutos. A su vez, precalienta el horno a una temperatura de 160 grados.
  • Paso 2. Mientras, mezcla en un bol los huevos, el suero de leche, el AOVE, la sal y la pimienta. Tamiza la harina con la levadura y agrégala en dos adiciones hasta conseguir una masa homogénea.
  • Paso 3. Incorpora la cebolleta tierna picada y los trocitos de salmón, y sigue mezclando.
  • Paso 4. Una vez la mezcla esté completada, la horneamos durante 20 minutos y dejamos que se enfríe.
  • Paso 5. En otro bol, batimos el queso crema con pimienta y eneldo para posteriormente colocarlo en una manga pastelera y decorar los muffins.

Brazo de gitano relleno de queso philadelfhia y gambas

Ingredientes 4 raciones:

Para la masa: 100 g de harina Maizena, 150 g de pimientos del piquillo, 10 g de levadura en polvo, 2 huevos y sal al gusto

Para el relleno: 250 g de queso philadelphia, 100 g de nueces, 75 g de gambas cocidas, 2 cucharadas ketchup y 150 g de lechugas

Elaboración por pasos:

  • Paso 1. Separamos las yemas de las claras de huevo, trituramos las propias yemas con los pimientos del piquillo y mezclamos con la harina y la levadura, tamizando sobre la mezcla sin dejar de mover hasta que no tengamos nada de grumos.
  • Paso 2. Montamos las claras a punto de nieve con la sal y lo añadimos a la mezcla de pimiento.
  • Paso 3. Colocamos en la bandeja del horno con papel de hornear y extendemos la masa formando una plancha fina. Horneamos con el horno precalentado durante 10 minutos a 160 grados. Una vez tengamos la masa, lo enrollamos sobre el mismo papel y dejamos enfriar en la nevera.
  • Paso 4. Mientras se enfría la masa, prepararemos el relleno. 
  • Paso 5. Picamos las nueces en un mortero y cortamos las gambas en trocitos muy pequeños. Todo esto lo mezclaremos en un bol con las dos cucharas de ketchup.
  • Paso 6. Extendemos esta mezcla por toda la plancha del bizcocho.
  • Paso 7. Picamos las lechuga muy pequeña y lo añadimos por encima de la crema.  Comenzamos a enrollar esta vez sin el papel vegetal. A continuación, dejamos unos minutos en la nevera con la junta hacia abajo.
  • Paso 8. Cortamos y servimos.

Bizcocho de queso, tomate seco y albahaca

Ingredientes para 8 raciones: 

200 g de harina, 150 g de queso Feta o queso fresco en daditos, 4 huevos, 120 g de tomates secos en conserva, 150 g de queso rallado en tiras finas, 1 sobre de levadura química en polvo (16 g), 100 ml de leche entera, 50 ml de AOVE, 12 hojas de albahaca fresca, sal y pimienta negra

Elaboración por pasos:

  • Paso 1. Preparamos el bizcocho. Cortamos el queso feta en daditos pequeños, troceamos los tomates secos y picamos las hojas de albahaca. Precalentamos el horno a 180 grados.
  • Paso 2. En un bol hondo, batimos los huevos, añadimos el AOVE y la leche, ponemos el queso rallado, salpimentamos al gusto y mezclamos todo bien.
  • Paso 3. Sobre esa mezcla tamizamos la harina con la levadura y mezclamos hasta que no queden grumos. 
  • Paso 4. Añadimos los tomates secos, el queso feta y la albahaca picada. Mezclamos suavemente con una espátula para integrarlo todo. Rectificamos de sal.
  • Paso 5.  Engrasamos el molde para el bizcocho y después lo enharinamos para que no se pegue.
  • Paso 6. Añadimos la mezcla al molde y horneamos unos 45 minutos, en la parte media, con calor arriba y abajo y sin poner la función de aire caliente para que no se nos seque.
  • Paso 7. Vamos pinchando con un palillo hasta que sale limpio y retiramos del horno. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Paso 8. Servimos el bizcocho templado o frío, pero cortado en rodajas.