3 tabernas típicas que debes probar en Málaga

1298

Málaga es una ciudad de clima suave, mediterráneo, donde, hasta durante el invierno, el sol calienta. Las terrazas de bares y restaurantes se llenan, los rooftop de la capital rebosan de coctelería y la gente busca su rinconcito bajo la gran estrella. Pero incluso al paraíso llega la noche… y el frío. Y cuando llega el frío, todos corren a refugiarse. Y qué mejor lugar para hacerlo que una de estas 3 tabernas típicas que debes probar en Málaga.

Bodega EL PIMPI 

Un clásico, sí, pero completamente indispensable para huir del frío y olvidarte del tiempo. El Pimpi cuenta con varios espacios para disfrutar de su oferta gastronómica al completo. La bodega tradicional se divide en diferentes salas y patios, cada uno con un ambiente particular que lo hace único:

El Patio de los Geranios, es un pequeño patio interior para disfrutar de la tranquilidad con luz natural; la Sala Carmen Thyssen, con su ambiente más flamenco te hará olvidarte del reloj; la Sala de Tertulias en honor a Antonio Gala, para conversaciones profundas con aquel que sea de tu mismo interés; el Salón de los Barriles, repleta de botas de crianza con sus mensajes repletos de palabras de cariño por parte de grandes personalidades del mundo de la cultura y el arte te empaparán de Málaga; el Palomar de Picasso te enamorará con vistas privilegiadas de la Alcazaba y el Teatro Romano; y por último, el Patio de la Parra, perfecto para el tapeo infinito.

Gastronomía y personalidad malagueña en pleno casco histórico. 

Taberna cofrade Las Merchanas

Esta taberna puede confundirse con una de las más antiguas de Málaga. De hecho, solo tienes que cruzar sus puertas para entrar en un verdadero museo gastronómico dedicado a Málaga y su Semana Santa. 

Sin embargo, este local abrió sus puertas hace tan solo casi una década, y desde entonces lleva calentando a las gente de Málaga y a todo turista entre sus barras, tapas y raciones. De hecho, la cocina que ofrece Las Merchanas es tradicional, donde destacan las raciones, los montaditos y las rebanás totalmente caseras.

Algunos de sus platos más populares son el flamenquín, servido con patatas fritas; las croquetas de la abuela Mary, con buen sabor a jamón; los montaditos de pringá, y la ensaladilla rusa.

Esta taberna cuenta con hasta cuatro locales repartidos por la capital de la provincia, en el que destaca su joya de la corona, su primer local, ubicado en  calle Mosquera, 13.

Taberna Antigua casa de guardia

Si el Pimpi o Las Merchanas son sinónimos de Málaga, la Antigua Casa de Guardia es la bodega de la ciudad por excelencia. Considerada como la más antigua que aún permanece abierta, esta taberna puede ser considerada como un verdadero monumento a los vinos de Málaga y a su historia.

Fundada en 1840, las buenas costumbres no se pierden ni si quiera en la actualidad, donde se siguen anotando en la barra a tiza los pedidos de los clientes. En esta taberna se toman vinos dulces como Pajarete, Pedro Ximenez, Moscatel o Guinda y acompañados con algo de marisco, ya sean mejillones, gambas o langostinos.

Si quieres conocer la historia de Málaga a través de su cultura gastronómica, este es tu sitio.