5 alimentos contras los excesos navideños

296

Un año más, la Navidad pasa de largo y nos deja un millón de nuevas experiencias, regalos, risas y… kilos de sobra. Son fechas de excesos, donde las comidas y cenas con amigos, familia y empresa se nos han amontonado en tan solo un par de semanas.

Ahora toca volver a la rutina, y no solo la del trabajo o los estudios. No. También a una rutina gastronómica saludable y a un dieta sin excesos para volver a equilibrar nuestro cuerpo. Por ello, os aconsejamos estos cinco alimentos para combatir los excesos navideños.

Muesli o copos de avena

Principalmente pensados para el desayuno o la merienda, los copos de avena contienen dos sustancias llamadas betaglucano, fibra soluble; y avenasterol. Estos componentes unidos consiguen disminuir la absorción del colesterol por parte de nuestro organismo.

La avena es el cereal con mayor cantidad de vitaminas y minerales concentrados. Esta es rica en proteínas, grasas saludables, vitamina B y minerales como calcio y hierro. 

Aunque, como se ha dicho, es típico en desayunos y meriendas, también puede utilizarse como espesante en cremas de verduras y purés.

Pescado azul

Una de las joyas de la corona post Navidad. Su riqueza en ácidos grasos omega 3, estos alimentos compensan el consumo desmedido de grasas saturadas. 

Además, este es uno de los alimentos que más facilitan la digestión de las personas, y aunque es rico en grasas, el número de calorías no es muy elevado, lo cual favorece que las personas que lo ingieren mantengan su peso.

Algunos de los pescados azules más recomendados son la anchoa, el boquerón, el arenque, la anguila, el atún, el bonito del norte,el  jurel, la lamprea, el pez espada, el emperador, el salmón, el salmonete, la sardina, el verdel y la caballa.

Arroz integral

Este es uno de los alimentos más completos en cuanto a valores nutricionales se refiere. Por cada 100 g, este producto contiene 350 calorias, 74,1 gramos de hidratos de carbono, 7,25 g de proteínas, 2,2 g de fibra y tan solo 2,2 g de grasas. 

Este alimento equilibra los excesos, rebaja la hinchazón abdominal y corrige el estreñimiento. Además se puede emplear como plato principal, guarnición o incluso postre.

Algunas recetas son el arroz integral con pollo, canela, pasas y plátano; arroz integral con verduras variadas o arroz integral con setas.

Jengibre

 El jengibre es un producto cuya propiedades son francamente envidiables. Este posee sustancias fenólicas, enzimas proteolíticas, ácido linoleico, vitaminas (especialmente vitamina B6 y vitamina C) y minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio).

Todas estas propiedades lo convierten en un gran alimento post navidad ¿Por qué? Porque entre otras cosas favorece la eliminación de bacterias y otros microorganismos intestinales perjudiciales, ayudando así a la digestión; es un gran antioxidante y  gracias a su alto contenido en magnesio, calcio y fósforo, favorece la actividad muscular

El jengibre suele tomarse en infusiones, aunque también puede utilizarse como especia en aderezos para elaboraciones principales, como carnes, pescados o ensaladas.

Garbanzos

Realmente, cualquier legumbre u hortaliza es perfecta para equilibrar una dieta post navideña. Sin embargo, para centrarnos en un solo producto, esta vez se hablará del garbanzo.

Los garbanzos son una fuente de hidratos de carbono, proteínas y fibra, convirtiendo en prácticamente un super alimento para deportistas. Incluso para aquellos con buenas propuestas de año nuevo y quieran comenzar el gimnasio de nuevo. 

Además, su alto contenido en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, combate el estreñimiento y reduce los niveles de colesterol. Por último, su gran contenido en potasio contribuye a la eliminación de líquidos.

Recetas como crema de garbanzos, ensaladas de garbanzos o garbanzos con arroz pueden ser grandes platos post excesos.