5 restaurantes para disfrutar San Valentín en Málaga

124

La provincia de Málaga cuenta con algunos de los restaurantes más románticos para disfrutar de una cena especial

Un año más, Cupido llega a la provincia de Málaga cargadito de flechas para unir un poco más a aquellas parejas enamoradas o acercar a aquellos otros que aún no se han atrevido a dar el paso. Sin importar la situación en la que te encuentres este 14 de febrero, el mejor plan para disfrutar del amor no es otro que reservar en alguno de los restaurantes más románticos de la provincia de Málaga y gozar de una cena especial junto a tu persona.

Restaurante Matiz

Ubicado en la calle Bolsa del centro de Málaga, y compartiendo espacio con el hotel Molina Lario, el restaurante MATIZ se puede definir como un lugar de elegancia, sofisticación y buena cocina. 

Este es un lugar perfecto para una cena romántica, donde disfrutar de una cocina de carácter mediterráneo reinventada, con un estilo fresco y actual. Con el chef Daniel García Peinado a los mandos de los fogones, los platos del menú se distinguen, precisamente, por los matices, los pequeños elementos diferenciales en la técnica que a la postre transforman un buen plato en un plato excelente. En definitiva, como en el amor, los detalles son los que distinguen la excelencia. 

Entre sus platos más destacados encontramos el tartar de vieiras con granadas, migas marineras y lima o los raviolis de ternera con crema de foie, su jugo y huevas de lumpo.

Además, como bonus extra, restaurante Matiz cuenta con una barra gastronómica “líquida”, donde se podrá disfrutar de un gran cóctel de autor y alargar la velada.

Cávea restaurante

Situado en calle Echegaray, en pleno casco histórico de Málaga, Cávea restaurante es otra magnífica opción para disfrutar de una cena romántica el 14 de febrero. 

Este restaurante se define como una cocina creativa que se funde con el talento de un equipo joven encabezado por el cocinero Alberto Molina. Con una carta que trabaja con productos de temporada y que abarca grandes clásicos de la gastronomía local, su filosofía es la fusión de sabores, contando con platos tan característicos como el Taco de jabalí con aliño coreano y verduritas semiencurtidas o  su parmigana de cordero.

Además, cuentan con una bodega muy heterogénea con diferentes denominaciones de origen, junto a una selección de vinos ecológicos.

Restaurante ASAKO

Un restaurante japonés siempre es una buena opción para un encuentro romántico. La sutilidad en sus elaboraciones y la mezcla de sabores hacen de este tipo de restaurante un imprescindible en una noche como San Valentín.

Asako restaurante es la traducción perfecta a esas características. Contando con dos estilos culinarios bien diferenciados, podrás disfrutar de una cocina especializada en sushi, donde encontramos tanto nigiris como makis, uramakis y sashimi; o arriesgarte con su lado más gastro fusión, recuperando sabores y recetas tradicionales mediterráneas y ampliándolas con productos y caracteres asiáticos. 

Asako aúna Japón, Tailandia, Corea y Andalucía en una oferta culinaria que podrás disfrutar en mesa o take away. ¿Qué mejor forma de pasar la noche de los enamorados viajando alrededor del mundo a través de nuestras papilas gustativas?

Restaurante pizzería Palette

Con cuarenta años de experiencia y siendo un referente culinario en Torremolinos, Palette se ha convertido en uno de los imprescindibles de la costa.

Su oferta gastronómica ofrece platos desenfadados e innovadores, pero también muy tradicionales. Su carta se encuentra asesorada por el chef Kisko García, quien cuenta con una estrella Michelin.

Algunos de sus platos más solicitados son el rabo de toro y la pizza hecha con masa madre fermentada 72 horas y su pasta italiana. Ofreciendo además menús veganos y cocina para personas celíacas con certificado de Acema; y carnes, pescados, paellas y una amplia carta con otras especialidades.

Si buscas un sitio con encanto alejado del bullicio de la ciudad en una noche tan especial, Palette es tu restaurante.

Oliva restaurante

Pura elegancia y encanto ubicado en el pueblo malagueño de Nerja. Ya con su entrada a través del interior de un típico patio andaluz, y a tan solo unos metros del famoso Balcón de Europa, el restaurante Oliva desprende romanticismo en toda su amplitud. 

Apostando por una cocina creativa con una fuerte base mediterránea pero abierta a influencias venidas de todas las cocinas del mundo, restaurante Oliva cuenta con algunos platos muy representativos de su estilo, como por ejemplo su Tartar de atún de almadraba con salsa Yuzu, aguacate, porra y kikos espolvoreados por encima; o ensalada malagueña con anguila, naranja y patata. 

Reconocido como plato Michelin en la guía de este año 2020, restaurante Oliva es la elección perfecta en un pueblo que desprende un aura tan romántica como cultural.