Casa Sardina recibe el galardón de Alhaurino del Año

144
alhaurino del año sardina (39) (Copiar)

Casa Sardina está de enhorabuena, no sólo por ser uno de los pocos restaurantes en Málaga que pueden presumir de cumplir 100 años, sino por haber recibido, en la tarde de ayer, el reconocimiento como Alhaurino del Año de manos de la Asociación Cultural Alifara en un acto organizado en la Casa de la Cultura y que contó con la asistencia de toda la familia González Herrera a los que quisieron acompañar asociaciones, hermandades, ayuntamiento y amigos y clientes.

En un emotivo discurso, Diego Madrid, miembro de Alifara y amigo de la familia, desgranó todo lo que Casa Sardina supone para la Asociación Alifara, la localidad de Alhaurín el Grande, y su propia persona. Alifara nació en Casa Sardina en reuniones que, sus entonces fundadores, realizaban cada sábado para ir tejiendo lo que luego se ha convertido en una asociación que aboga por el mantenimiento de la cultura y las tradiciones de Alhaurín el Grand. Casa Sardina los acogió, igual que a muchos alhaurinos, y los alentó a emprender sus sueños.

El galardón fue recogido por Pepe González, el mayor de los hermanos González Herrera, y el acta de reconocimiento fue recogido por Francisco González. Diego González fue el encargado de dar emocionado las gracias a Alifara y a toda la localidad de Alhaurín el Grande por todo lo recibido en los 100 años de historia. La familia González Herrera al completo, madre, hijos, nietos, primos, tíos… asistió a un reconocimiento que viene a sumarse a todo el recorrido emocional y de memoria familiar y cultural que está suponiendo el centenario de Casa Sardina.

El premio Alhaurino del Año cumple sus 18 años homenajeando a aquellas personas o colectivos que siempre tienen presentes a Alhaurín el Grande y su cultura y tradiciones en sus trabajos y vida diaria.

El acto contó también con la actuación del artista alhaurino Iván Zea acompañado a la guitarra por el compositor y músico Juan Jesús Serrano.

Entrega de placa conmemorativa a la Cofradía de Los Verdes

Igualmente, ayer 20 de mayo, Casa Sardina ofreció un almuerzo de agradecimiento para la Cofradía de la Santa Vera Cruz, al que asistieron los Presidentes en vida de la Cofradía, José Ortega Pérez, Juan Rueda Herrera , Francisco José Conejo, Francisco Trujillo y Francisco García Plaza, junto con el actual presidente, José María Díaz Bravo.

El almuerzo finalizó con la entrega de una placa de agradecimiento al Presidente de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, José María Díaz Bravo, por parte de la Familia González Herrera. La familia ha recibido, igualmente, y de manos del Presidente de la Cofradía de Sata Vera Cruz, una imagen del Cristo de la Vera Cruz.

Casa Sardina continúa con los actos con motivo de su centenario con actos y, el 30 de junio, se inaugurará la exposición Casa Sardina, Cien Años de Historia, en la Casa de la Cultura de Alhaurín el Grande, además de celebrar una fiesta en Calle Real que incluirá el concierto de rock con el grupo local Alejados, talleres, degustaciones y aperitivos a cargo de las empresas proveedoras de Casa Sardina.

La exposición, que está abierta al público durante todo el verano, servirá para conocer y entender mejor Casa Sardina a través de fotografías y piezas propiedad de la familia que servirán, al mismo tiempo, para entender la vida cotidiana de los vecinos de Alhaurín el Grande en los últimos 100 años.

Qué es casa Sardina

Entrar a Casa Sardina es entrar a un verdadero museo de la Historia de Alhaurín el Grande y de la historia popular de Málaga. Las paredes, cubiertas de fotos tomadas a lo largo de 100 años de historia, nos recuerdan cómo eran los bares de la época: pequeñas tabernas en las que sólo los hombres se acercaban para beber vino y café de pucherete mientras se oía el “parte” en uno de los pocos receptores de radio que existían en el pueblo; o donde muchos iban a recibir llamadas, ya que eran de las pocas casas que tenían teléfono en el municipio.

Cada objeto que atesoran las estanterías de Casa Sardina tiene su historia. Sus actuales propietarios, Pepe, Francisco y Diego, cuentan a quien quiera escuchar la historia que hay detrás de cada uno de ellos. Cada uno tiene su pieza favorita: la vasija donde se hacía café de pucherete (una orza de barro con un grifo en el pie), la quesera donde la familia conservaba en aceite de oliva los quesos ante la ausencia de sistemas de refrigeración, la radio que servía para escuchar las emisoras de la época, o un Sagrado Corazón de Jesús aún con las marcas de haber sido arrancado por una bayoneta en plena contienda de la Guerra Civil.

Hoy Casa Sardina es lugar de cita obligada para cualquiera que desee acercarse a la gastronomía local y a las numerosas festividades que se celebran en Alhaurín el Grande: carnavales, Semana Santa, Día de la Cruz, Día de Jesús, Día de la Virgen de Gracia, Navidades… Todos los desfiles procesionales, cabalgatas y días festivos terminan con Casa Sardina convertida en un ambientadísimo mesón donde todos conviven y desde el cual se puede asistir, desde una tribuna extraordinaria, a todas estas ocasiones.