Cinco imprescindibles para triunfar en fotografía gastronómica

182
4-1

Hoy me estreno como colaboradora de Agro magazine y no puedo estar más feliz. Mi nombre es Rocío, soy fotógrafa culinaria y amo lo que hago. La comida está cada vez más presente en nuestra vida. Redes y blogs se colapsan cada día con ellas y sufro cuando no se les da la importancia que realmente tienen.

Obtener una buena imagen culinaria no es tarea fácil por muy fantástica que sea nuestra cámara. Como todo en la vida, necesitamos conocimientos y práctica, mucha práctica.

A continuación, te dejo algunos consejos para que tus imágenes luzcan atractivas:

1.Contar historias

Antes de nada, decirte que cada imagen debe de contar una historia por sí misma, es decir, no se trata de que quien vea la imagen se imagine la saga de Harry Potter pero sí debe transmitir un sentimiento y la información suficiente para poder idear qué hay detrás del set.

2. Entender la luz

Debemos saber qué tipo de sensación queremos transmitir. Es la premisa básica para usar diferentes tipos de iluminación. Una escena en clave alta (muy luminosa) evocará una sensación de alegría, energía y limpieza. Mientras que una imagen en clave baja (poca luz) nos hará transportarnos a una historia con algo de dramatismo y seriedad.

3. Calidad del producto

Puede parecer una obviedad, pero necesitamos que el producto a fotografiar sea lo más fresco posible.. Yo voy al mercado cada día. Incluso el frutero donde compro habitualmente me envía a través de whatsapp imágenes de los productos que recibe cada día para que pueda llevármelos lo más frescos posible.

4. Menos es más

Ante la duda, es preferible quedarnos cortos en cuanto al número de elementos que compongan nuestra escena que colocar demasiadas piezas que quizá no guarden la armonía suficiente para que nuestra imagen tenga el resultado que buscamos. Hay que darle la importancia máxima a la comida, siendo el resto de elementos necesarios para conformar el set.

5. Respetar la armonía en el estilo

A pesar de que, a veces, la mezcla de estilos funciona en fotografía, lo habitual es guardar una misma línea en cuanto los elementos a colocar en la escena.