La receta de José Marfil: pudin de pan de higos

447
marfil

INGREDIENTES

500 gramos de higos secos, sin rabillos.

1 litro de agua

1 rama de canela

300 gramos de azúcar moreno

300 gramos de azúcar      

500 gramos de pan asentado o duro

1 litro de leche entera de cabra malagueña o de vaca

1 rama de canela, 1 piel de naranja, 1 piel de limón, una rama de vainilla

 50 militros de Zumbral (vino dulce de la Axarquía)

8 huevos enteros

ELEMENTOS DE DECORACION

Hierbabuena, Fresas y Cerezas.

Otras cosas que le van fenomenal, Helados, Crema de Vainilla…

PREPARACIÓN

Primero hidrataremos los higos. Luego colocar  en un cazo con el agua, la rama de canela y el azúcar. Dejar cocer a fuego lento hasta que se reduzca el agua a la mitad. Después dejar reposar unas 12 horas y ya estarán listos.

Posteriormente, calentar la leche junto con la canela, la naranja, el limón y la vainilla. Cuando rompa al hervir, parar y dejar infusionar durante unos minutos. Tapar el cazo. Añadir el Zumbral a la leche para aportarle ese maravilloso sabor. Cortar el pan en rodajas y dejarlo preparado en un bol. Una vez infusionada la leche y todavía caliente, colarla sobre el pan y remover.

Por otro lado, batir los huevos con el azúcar e incorporar al bol del pan con la leche. Escurrir los higos y partir por la mitad, añadir también a la mezcla. Una vez lista la masa del Pudin, haremos un caramelo para el molde. En un cazo poner tres cucharadas soperas de azúcar, unas gotas de zumo de limón y un chorrito de agua. Colocar al fuego y hacer el caramelo con cuidado de no quemarlo. Elegir el molde deseado y poner el caramelo, verter la masa del pudin. El pudin lo coceremos al baño maría a 135 grados, entre 25 y 35 minutos, dependiendo del tamaño del molde. Importante: tapar con papel de aluminio para que no se forme costra arriba. Para comprobar si está hecho lo pincharemos con un palillo, cuando salga limpio esta.

NOTA: Este postre podremos hacerlo con la fruta que más nos guste: mango, plátano, manzana, piña… Deben de saber que estos higos, una vez hidratados, podemos usarlos para cualquier postre. Por ejemplo, solos con nata y nueces. También se puede hacer con higos frescos y queda genial. Ánimo y a disfrutarlo.