Mahos y Booh! Food colaboran para innovar en ‘delivery’

236

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) colabora con Booh! Food, el primer centro urbano de cocinas fantasma de la ciudad, para impulsar la innovación en la logística, los suministros y los repartos en la comida a domicilio, con altos estándares de calidad en lo referente a equipamientos, envíos, plazos de entrega, suministros o maquinaria.

Booh! Food es una iniciativa malagueña que abrirá sus puertas el próximo mes de septiembre. Se ubica en la calle Héroe de Sostoa, donde alberga unas instalaciones con cocinas totalmente equipadas que alojarán restaurantes digitales, es decir, que se dedican se forma exclusiva al negocio de la comida a domicilio y ‘take away’.

Este centro de trabajo gastronómico y de logística está orientado a la actividad de restaurantes, franquicias y cocineros emprendedores que quieran desarrollar sus negocios con costes de inversión más reducidos de los que necesita un negocio tradicional. El objetivo es lograr un servicio de calidadque respete tiempos y calidad en las entregas.

Así, Booh! Food funcionará como restaurante con cocinas fantasma (‘ghost kitchen’ en inglés): un negocio de comida preparada que atiende a los clientes exclusivamente a través de pedidos telefónicos o en línea. Sin la necesidad de un restaurante de servicio completo (abierto al público con salón), este sistema permite ofrecer al consumidor una experiencia gourmet con un coste más económico.

Mahos ofrece a Booh! Food un servicio de difusión, promoción a través de diferentes canales de comunicación, organización de eventos para asociados, presencia y publicaciones en la web corporativa, así como un ‘microsite’ exclusivo con catálogo, contacto, ofertas y promociones para interesados en integrarse en el proyecto empresarial.

De hecho, Booh! es un negocio híbrido, pues además de crear marcas propias, brinda la oportunidad a otros profesionales del sector de poder abrir su propia cocina fantasma enMálaga, abarcando las principales áreas de la ciudad a través de un reparto propio, fruto de un acuerdo exclusivo con Happy Box, empresa líder en logística urbana.