Inaugurado el Cocktail Corner en el Hotel Molina Lario

172
LPL_COCKTAIL CORNER_gastronom°a (14)

El Hotel Molina Lario (Gallery Hoteles), en su undécima temporada, ha inaugurado su “Cocktail Corner” en la terraza La Piscina Lounge, ubicada en la sexta planta del edificio, desde la que se divisan las espectaculares vistas que ofrecen la catedral y el centro histórico de Málaga, con el mejor ambiente de la ciudad.

La mixóloga Teresa Granado ha sido la encargada de concebir, diseñar y crear una propuesta singular y exclusiva de 15 cócteles únicos y originales, ideales para los paladares más variados y exigentes.

La puesta en escena es sin duda uno de los puntos fuertes de este Cocktail Corner, que aterrizó en el cielo de Málaga con una propuesta de fusión de productos y condimentos transportados desde todo el mundo, para crear un mix de sabores únicos y exclusivos.

La carta está dividida en tres secciones según el momento gastronómico ideal de consumo. En la categoría de “Ideales a cualquier hora del día” destacan el Marikoriko, un cóctel exótico a base de ron, piña y maracuyá, con un toque especiado gracias a la canela y al bitter afrodisiaco, cuyo nombre está inspirado en la primera mujer de la mitología maorí, que se sirve en una escultura maya; o el Painkiller, que mezcla jengibre, pepino, fruta de la pasión y lima con el legendario Jack Daniel’s para combinarlo en una mezcla potente, afrutada y refrescante con un ligero deje picante al final.

En la sección “Para postres” encontraremos cócteles ideales como cierre de una cena ligera y fresca, como el Elephanky, que mezcla la marula, fruta de África con la que los elefantes se embriagan cuando cae al suelo y fermenta gracias a la acción del sol, con pisco peruano, sirope de gengibre, sirope de vainilla, leche y un toque de nuez moscada. Un delicioso broche final.

Y en la sección más noctámbula de la carta “Porque la noche es joven”, destaca el Smooth Criminal, al tiempo fuerte y delicado, misterioso y refrescante, que combina licores potentes como el tequila reposado, el vodka, la ginebra y el ron; suavizados y endulzados por el zumo de naranja natural y la frambuesa. Servido en una copa en forma de calavera, este cóctel no defraudará a los paladares más arriesgados.

Además, siguiendo las tendencias healthies, la carta no olvida incluir propuestas saludables como el Eco-System, cóctel ecológico, intenso, fresco, con notas frutales y aderezado por un gran final floral, compuesto por ron, sidra ecológica, mermelada de albaricoque, jugo de limón, azúcar de coco y camu camu.

Gastronomía a base de platos para compartir y maridar con la coctelería.

Además de la variada carta de cócteles, este espacio ofrece también en su nueva temporada una acertada y sorprendente propuesta gastronómica a cargo de Marcos Granados, Jefe de cocina del Hotel Molina Lario.

En ella encontraremos platos para compartir en grupo o en pareja, como las cremas para untar o las tablitas de quesos e ibéricos. O la selección de platos para el picoteo, fusión de clásicos de la cocina del Hotel como las croquetitas de sabores variados, con opciones innovadoras de inspiración internacional, algo más atrevidas, como el envoltini de pasta brick relleno de langostinos, hojas de albahaca y queso fresco con salsa agridulce, o la cestita de onoguiris de arroz negro rellenos de alioli y red hot chilli.

La carta también ofrece una selección de ligeras focaccias; coloridas y refrescantes ensaladas del mundo como la marroquí o la nórdica, y un abanico de brochetas de carne y pescados a la parrilla, como el pollo tandoori, el solomillo de cerdo a las finas hierbas o el salmón con hinojo y tomatitos cherry. Todos ellos siempre con el denominador común de platos pensados para compartir en grupo o en pareja.

Toda la carta gastronómica se puede combinar con la de coctelería y disfrutar así de los espectaculares atardeceres y noches de verano que nos ofrece este emblemático espacio del centro de la ciudad.