Otras formas de comer sandía

73
sandia

Reina indiscutible del verano, la devoramos a tajadas o a mordiscos. Refrescante, jugosa y con sabor a agosto, es la protagonista de postres y meriendas de las jornadas más soleadas. Compañera del terral, telonera de los días más largos del año, la sandía nos ofrece recuerdos veraniegos desde que aparece de nuevo en las fruterías. Jamás discutiremos su exuberancia al natural, pero hoy queremos contarte otras formas diferentes, divertidas y extremadamente deliciosas para disfrutar de la fruta estival más esperada del año. Apunta.

¤ BOMBONES DE SANDÍA Y CHOCOLATE NEGRO

Fáciles y rápidos de hacer, se convierten en la atracción gastronómica de cualquier verbena.

Basta con cortar unos dados de sandía, derretir un poco de chocolate negro (al menos 75%) y bañar los dados en él cuando ya se haya templado un poco.

Deposítalos sobre papel de hornear y resérvalos en el frigorífico hasta el momento de servicio.

Secreto: Espolvorearlos con canela es buena idea.

¤ CEBICHE DE SANDÍA

Una opción elegante que será el tema de conversación de tu velada. Hazte a la idea cuanto antes: te lo van a copiar.

Corta tu sandía en pequeñas láminas y espolvoréalas con un poco de cayena. Añade unas gotitas de lima y una pizca de su ralladura. Decora con cilantro y no olvides decir que te etiqueten cada vez que suban tu creación a las redes.

¤ GRANIZADA AROMÁTICA DE SANDÍA

¿Hace un día de esos en los que necesitas un extra de frescura? Presta atención, que esto te va  a gustar:

Bate unas rodajas de sandía con unas hojas de menta/ hierbabuena y un toque de canela. Haz cubitos de hielo con el resultado y, cuando te apetezca una granizada bien fresquita, bátelos durante unos segundos  y disfruta de la granizada más saludable que te tomarás en todo el verano.

¤ ENSALADA DE SANDÍA Y FETA

Una opción que parece extraña hasta que la pruebas. ¡Qué mezcla de texturas! La cremosidad del queso feta con la frescura de la sandía y el toque aromático de la albahaca te hará amar esta ensalada el resto de tu vida.

Puedes hacerla para ti solita o para todos tus invitados, les encantará. Prueba también a utilizar diferentes hierbas aromáticas.

¤ TARTITA DE SANDÍA Y CREMA DE QUESO AL RON

Sin horno, lista en pocos minutos y sanísima, así es la tarta de la que podrás repetir y repetir sin que empequeñezca tu pantalón.

Si aún no has visto estas preciosidades seduciéndonos a todos en Facebook, Pinterest o Instagram, esta es tu gran oportunidad. Además, con receta incluída:

Corta un par de rodajas de sandía lo más uniformes posibles. Ayudándote de un vaso, corta dos circunferencias y reserva.

Mezcla 150 g de queso de untar con 15 ml de ron añejo y 15 ml de leche, una cucharada sopera de miel y las semillas de ⅓ de vaina de vainilla.

Rellena tu tartita con la deliciosa crema que acabas de hacer y decora con arándanos, albahaca y chocolate rallado.

Ya sabes quién será la reina de la merienda, ¿verdad?