Poniente granadino, una zona de gastronomía privilegiada

124

La provincia de Granada cuenta con una gran cantidad heterogénea de zonas rurales y pueblos con encanto por descubrir. Uno de los grandes atractivos de algunas de estas zonas es su variedad en la producción agrícola, la cual suele estar marcada por su diversidad. Una de estas extensiones corresponde al Poniente Granadino, zona privilegiada en cuando a la riqueza de sus productos alimenticios.

Esta área rural se encuentra en la parte más occidental de la provincia y está formada por diecinueve municipios, repartidos en tres grandes zonas bien delimitadas. La zona norte, conocida como los Montes Occidentales; la zona centro de la misma, conocida como la Comarca de Loja; y por último, la zona centro, conocida como la Comarca de Alhama, colindante con la Axarquía malagueña. 

Cada uno de estos diecinueve municipios cuenta con una serie de productos gastronómicos muy ricos y diversos entre sí. De hecho, a pesar de estar considerada como una zona rural conjunta, esta no está muy centralizada debido a los obstáculos geográficos que impiden una buena comunicación entre ellas. Por tanto, es la propia gastronomía del lugar la que consigue uni,r en un plano metafórico, a estos municipios.

En el Poniente granadino podemos disfrutar de un sin fin de platos típicos andaluces, como por ejemplo los pucheros y potajes. Además, gracias a su carácter rural, podemos encontrar deliciosos y exclusivos productos ecológicos muy relevantes en Riofrío, como el caviar, la trucha y el esturión; en Huétor Tájar podemos degustar sus más representativos espárragos; en Montefrío y Jayena son maestros del queso artesanal de cabra; si nos dirigimos a Alhama, degustaremos gran vino y sus setas; en el llano de Zafarraya, los productos estrella serán los tomates y las hortalizas; y por último, se pondrá la nota dulce con la repostería morisca de Loja.

Como dato a tener en cuenta, más del 75 por ciento del territorio del Poniente Granadino está destinado a actividades agropecuarias, destacando los municipios de Loja y Alhama. Dentro de estas actividades, el cultivo de hortalizas está en pleno crecimiento, tanto a niveles terrenales, como a niveles de importancia agrícola.  De hecho, la plantación de estos alimentos, junto con los tubérculos, cubren un total de 4.764 hectáreas, siendo las zonas de Zafarraya, de Alhama y zona de Vega donde se acumula el grueso de esta actividad.

El Poniente de Granada puede considerarse como punto gastronómico imprescindible en la provincia gracias a su variada carta de productos. Con platos tipicos tan generosos en sabores, olores y tradición,  esta bella zona enriquecerá tus días turísticos.