Porridge británico o Congee Chino, y tú, ¿qué prefieres?º

297

Este es uno de los grandes debate de los súper desayunos en la actualidad

El desayuno es la comida más importante del día, o al menos esos es lo que dice el mito. Es cierto que si no es la más importante, al menos es la más necesaria, ya que al ser la primera comida del día tras tantas horas sin ingerir alimentos nos aporta la energía necesaria para comenzar la jornada con vitalidad, además de favorecer el rendimiento físico e intelectual, la concentración y la memoria.

Es por esto que es realmente importante desayunar fuerte, pero sano. Y es ahí donde comienza el debate sobre dos súper desayunos tan parecidos como diferentes en su ingrediente principal. Hablamos del porridge británico y el congee chino.

Porridge, gachas de avena al estilo inglés

El porridge es tan simple como saludable. Este desayuno consiste en mezclar avena en copos, harina o trozeada, con agua o leche. Sí, así de simple. ¿Dónde está el truco de este súper desayuno? Además del potente ingrediente que es la avena, en el sin fin de toppings que puedes añadirle, como frutas, otros frutos secos, siropes… 

La avena es el tipo de cereal con mayor cantidad de vitaminas y minerales concentrados. Esta es rica en proteínas, grasas saludables, vitamina B y minerales como calcio y hierro. Además, el gran aporte de hidratos de carbono que nos concede esta mezcla nos proporcionará una alta cantidad de energía, y su efecto saciante hará que este desayuno se asocie a la pérdida de peso, ya que probablemente nuestro apetito se reducirá considerablemente.

Beneficios del porridge

El porridge es beneficioso para nuestra salud de diferentes formas: 

  • Regula el tránsito intestinal gracias a la fibra soluble de la avena
  • Ayuda a ganar masa muscular
  • Propiedades antioxidantes
  • Puede ayudar a prevenir determinados tipos de cáncer como el de ovario, endometrio o próstata
  • Propiedades adelgazantes debido a que su poder saciante

Receta del porridge británico

Ingredientes

  • 1 taza de copos de Avena
  • 1 vaso de agua o leche (de vaca o vegetal)

Elaboración por pasos

  • Paso 1. Añade la leche o agua en un cazo y hiérvela
  • Paso 2. Una vez que comience a hervir, introduce los copos de avena
  • Paso 3. Remueve a fuego lento hasta que el líquido se evapore y el resultado sea una especie de papilla grumosa.
  • Paso 4. Tapa y deja reposar durante un minuto.
  • Paso 5. Sirve en un cuenco y añade los ingredientes que más te gusten: plátano, manzana, mango, frutos secos, semillas…

Congee, gachas de arroz al estilo chino

Cruzando de una punta del mundo a la otra, nos encontramos con otra elaboración muy parecida, y a la vez diferente en cuanto al ingrediente principal se refiere. Es cierto que ambos se elaboran de una forma muy similar, ya que ambos desayunos son considerados como gachas, pero el congee se elabora con arroz en vez de avena.

En esta elaboración, el arroz se cocina lentamente con agua y huesos de cerdo o pollo hasta que adquiere una consistencia suave y ligeramente espesa. Aunque no suene muy apetecible, su aporte energético es enorme, y es considerado como uno de las mejores recetas en Asia para combatir el frío. 

Este plato, también conocido como “Jok” en Tailandia, se adereza con diferentes suplementos alimenticios para buscar un balance de sabor acorde con cada persona. Los más usuales son la salsa de soja, azúcar para el dulce, vinagre de arroz o chile en polvo, para quien le guste el picante, claro. Además, a esta receta se le pueden añadir verduras para aumentar aún más el sabor y sus valores energéticos.

Su ingrediente principal, el arroz, es un alimento especialmente rico en hidratos de carbono complejos, cuyo aporte de energía será patente en cuanto lo consumamos. Además, su aporte de grasas es ínfimo, por lo que el colesterol no será notable. Por último, destaca por la presencia de magnesio, fósforo y potasio, al igual que por su gran aporte en vitaminas del grupo B.

Al igual que el porridge, el congee puede considerarse como un súper desayuno, con pequeñas varianzas, pero con un aporte muy similar en cuanto a energía, capacidad de saciar y tips saludables a nuestro organismo. 

Receta de congee casero

Ingredientes

  • 150 gr de arroz Thai
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolleta
  • 2 pechugas de pollo
  • 900 ml de agua o de caldo de pollo
  • 30 ml de vino blanco
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración por pasos

  • Paso 1. Pelaremos y cortaremos las zanahorias y la cebolleta muy finitas y las reservaremos mientras seguimos con el resto de los ingredientes.
  • Paso 2. Limpiamos y troceamos las pechugas de pollo.
  • Paso 3. Vertimos el caldo de pollo o agua en una olla. Añadimos las zanahorias, el pollo y un poco de vino y dejamos que se cocinen a fuego lento durante unos 25 minutos.
  • Paso 4. Rectificaremos de sal y pimienta para que tengan el sabor adecuado. Cuando el pollo esté cocinado, lo retiramos del caldo y reservamos.
  • Paso 5. Vertimos el arroz en la olla y dejamos que se cocine durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo volvemos a poner el pollo en la sopa.
  • Paso 6. Servimos en un cuenco. Por encima, a modo de decoración, colocamos la cebolleta troceada para darle ese toque crujiente que nos interesa. Podemos añadirle unas gotitas de salsa de soja. ¡Listo!