Triunfa en San Valentín con este postre del Melvin by Martín Berasategui

44

¿Aún pensando qué regalarle a la persona que amas este San Valentín? Deja de lado lo material y dedícale tiempo preparando una receta deliciosa que le encante y que puedas compartir con él o con ella.

Diego Dato, chef del restaurante Melvin by Martín Berasategui, establecimiento que el multipremiado chef vasco asesora en el resort de 5* Las Terrazas de Abama, en el sur de Tenerife, te propone este año una receta en la que el color rojo, símbolo del amor, es protagonista: una panna cotta de limón y fresas, riquísima y de muy, muy fácil elaboración.

Como ingredientes principales como no, fresas frescas para realizar el jugo de fresas y para el montaje final. También necesitarás nata, azúcar, hojas de gelatina, la piel de dos limones y hojas de menta.

“Esta es una receta fácil de hacer, así que se puede animar cualquiera. Nosotros cuidamos el apartado de postres especialmente en el restaurante Melvin, pero entendemos que para los que no tienen material profesional de cocina en casa, recetas con grandes elaboraciones pueden ser complicadas. Esperemos que disfruten de nuestra propuesta”, apunta Diego Dato.

Melvin by Martín Berasategui ha sabido hacerse un hueco en el corazón del público local y extranjero, desplegando una cocina moderna en la que sus protagonistas son los arroces, los pescados y las carnes a la brasa, e integrando siempre en las elaboraciones materias primas de proximidad, con guiños continuos a la cocina canaria. Desde su espectacular terraza, además, se pueden disfrutar de las mejores puestas de sol de todo Tenerife, con la visión en el horizonte de la isla de La Gomera sobre el Atlántico.

RECETA de PANNA COTTA DE LIMÓN Y FRESAS

3 horas y 30 minutos

INGREDIENTES:

Para la panna cotta:

550 g de nata

85 g de azúcar

1 hoja de gelatina

La piel de 2 limones

Para el jugo de fresas:

250 g de fresas frescas

25 g de azúcar

Para acabar:

100 g de fresas frescas

100 g de jugo de fresas

Hojas de menta

ELABORACIÓN:

Para el jugo de fresas:

Lavar y secar las fresas, quitarles el pedúnculo, cortar por la mitad o en cuartos, según el tamaño de las fresas, colocarlas en un bol y agregar el azúcar.

Cubrir con film y hacer unos hoyitos con una puntilla.

Cocer las fresas al baño maría a fuego bajo durante 30 minutos.

Verter las fresas a un tamiz y dejar escurrir bien sin aplastar.

Reservar el jugo obtenido y enfriar.

Para la panna cotta:

Colocar la nata en un cazo y llevar a ebullición.

Añadir la piel de los limones enteros (sin la parte blanca), cubrir con papel film y dejar infusionar 30 minutos.

Colar y volver a calentar, añadir el azúcar, mezclar para disolver bien.

Agregar la gelatina previamente hidratada en agua bien fría, cuando la nata esté tibia, mezclar con túrmix para obtener una crema bien lisa.

Verter la crema en los recipientes deseados y refrigerar mínimo 2 horas.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

Cortar las fresas en daditos de 5mm x 5mm.

Mezclar el jugo de fresas con las fresas en dados y verter con cuidado sobre la

panna cotta fría, decorar con una hojita de menta y servir.

TRUCO:

Hay que utilizar la cantidad justa de gelatina, con cuidado de no abusar para que no llegue a ser demasiado elástica, con textura de caucho. 

Un buen truco consiste en enfriar la panna cotta sobre hielo hasta que empiece a cuajar.