Zoodles, una forma divertida de comer pasta

160
zoodles

Lejos de querer hacer apología del autoengaño, los zoodles son una forma divertida, saludable y deliciosa de comer pasta… Sin pasta. Se trata de simular espaguetis o tallarines cortando verduras como el calabacín, las zanahorias o la calabaza con ayuda de diversos utensilios de cocina. Aparatos para convertir verduras en espaguetis hay muchos, pero con un simple pelapatatas podemos conseguir unos tagliatelle dignos de ser fotografiados.

Pero, ¿por qué cambiar la pasta por verduras? Los zoodles son una solución al exceso de ingesta de hidratos de carbono procedentes de los cereales, sobre todo del trigo. Pan, magdalenas (o muffins si ustedes lo prefieren), pizza, lasaña, piquitos, bizcochos… Sin darnos cuenta, acabamos comiendo más cereales de los que nuestro cuerpo necesita.

Cierto es que ya podemos encontrar pasta incluso de lentejas o guisantes y todo gracias a que la industria haya visto buen negocio en los productos sin gluten. Las empresas se han puesto las pilas para desarrollar otras alternativas a la pasta refinada de toda la vida, pero, si queremos platos más ligeros, fáciles y rápidos de preparar y con digestiones menos pesadas, los espaguetis vegetales o zoodles son una buena alternativa: basta con rallar o “espirilizar” alguna verdura, el resto ya es cosa tuya.

Si la cosa se pone cruda

Sí, esta pasta también es una forma de coquetear con el raw food aunque también puedes dejarlo en preparar tu salsa preferida y mezclarla los últimos minutos con tus espaguetis de verdura para darles una textura más blanda y parecida a la pasta tradicional.

El raw food, además de ser una tendencia gastronómica de los últimos años, es una forma de alimentarse que se basa en no cocinar los alimentos por encima de los 42 grados con el fin de no estropear vitaminas y enzimas y disfrutar de todos los nutrientes presentes en los alimentos . Este tipo de alimentación juega con la fermentación y la germinación  para conseguir el equilibrio nutricional, basando su colorido universo, sobre todo y especialmente, en la ingesta de vegetales.

Aunque desde hace un par de años el crudivorismo está más de moda que nunca, sus orígenes se remontan a los estudios de Ann Wigmore (1909- 1993), doctora estadounidense precursora de esta dieta.

Te dejamos 1 sencilla receta para que pruebes y descubras tu preferida. Por cierto, nos encantaría saber con cuál te quedas, cuéntanoslo etiquetándonos en redes sociales o utilizando el hashtag #miraAgro.

ESPAGUETIS DE CALABACÍN

AL TZATZIKI VEGANO

INGREDIENTES PAR UNA PERSONA

1 calabacín, 1 diente de ajo, 4 cucharadas de yogur de soja sin azúcar, el zumo de un limón, ¼ de cebolla, 2 cucharadas de perejil fresco picado, sal y pimienta al gusto

PROCEDIMIENTO

1. Cortamos el calabacín en tiras con un pelapatatas o hacemos espaguetis con un espirilizador.

2. Añadimos unas gotas de limón y masajeamos los espaguetis con las manos. Los dejamos escurriendo en un colador mientras preparamos la salsa.

3. Picamos la cebolla y el ajo y lo mezclamos con el resto de ingredientes.

4. Mezclamos todo y ¡a comer!

Nuestro equipo ya lo tiene claro…

Los zoodles preferidos de Marian son los que llevan aguacate, tomate cherry, queso blanco, quinoa, nísperos, nueces, aceite de oliva, semillas de calabaza y hojas de menta.

María se queda con los zoodles de calabacín marinados con higos frescos y queso.

A Arantxa le gusta preparar sus zoodles de calabacín con salsa boloñesa o napolitana. La cena perfecta para ella.

Juan se decanta por los zoodles de calabacín con salsa al pesto, el almuerzo ideal para afrontar con fuerza el resto de la jornada.