Zumos ¿licuados o prensados?

87

Licuados verdes, de frutas, detox, especiales para la piel, ideales para desayunar, como aperitivo, con semillas, sin ellas… y así podríamos seguir enumerando una infi nidad de ellos porque, si algo está claro, es que los licuados están de moda y ahora que acabaron las vacaciones y tenemos que empezar a cuidarnos, más todavía.


Recetas deliciosas que, en apariencia, con una simple licuadora podemos elaborar pero, ¿son todas iguales? ¿Qué es una prensadora en frío? ¿Qué diferencia a cada una de ellas? Vayamos por partes y así podrás tomar una elección sobre cómo quieres hacer tus zumos naturales en casa.


Las licuadoras tradicionales, también llamadas de centrifugado, están fabricadas para que trituren cualquier fruta o verdura que introduzcamos y, posteriormente, centrifugar la pulpa para que solo quede el jugo, dando como resultado una bebida muy líquida. Esto se debe a que todas vienen equipadas con un filtro microperforado
que deja pasar, única y exclusivamente, el zumo y casi nada de la pulpa, dejando los restos entre las cuchillas del filtro.


Muchos son actualmente los aficionados a preparar sus propios zumos caseros con todo tipo de combinaciones posibles y probando todo tipo de utensilios. Sin embargo, los provenientes de licuadoras de este tipo comienzan a separarse rápidamente, quedándose el agua abajo y el principal concentrado de las frutas y verduras arriba.


Por su parte, las prensadoras en frío o también llamadas “licuadoras lentas”, están
diseñadas para dividir en dos la fruta y verdura que introduzcas en ella. Por una parte, obtendremos la pulpa sobrante del prensado, y por otro un delicioso jugo o smothie. Muchos cocinillas no quieren tirar a la basura estos “restos naturales” y lo reutilizan para hacer tortitas o crepes al mezclarlo con huevo y harina.


El mundo de los extractores de zumo por presión es mucho más amplio de lo que, hasta ahora, has descubierto. Existen dos variantes: horizontales y verticales. La más común, que podemos encontrar en la mayoría de hogares, es la vertical. Con esta se pueden preparar smothies naturales y zumos de presión en frío, o como dicen los más cool, un zumo cold press, una tarea fácil con este aparato en casa. Las horizontales están indicadas especialmente para hacer zumos de hojas verdes (de hierbas de trigo verde, de apio, perejil…) algunos incluso se utilizan para hacer pasta fresca, moler semillas o procesar alimentos, gracias a los novedosos accesorios
que incluye.


¿ Has decidido ya cuál va a ser la nueva adquisición healthy de la casa?