LACALIZA, cocina mediterránea con vistas panorámicas

130

LACALIZA se ha convertido en poco más de un año en uno de los restaurantes referentes de la costa. Y no sólo por su propuesta gastronómica, sino también por sus instalaciones, que cuentan con una terraza panorámica con vistas al Mediterráneo y un comedor con grandes ventanales orientados al mar. En total, 4.000 metros cuadrados donde ofrecen restauración de alto nivel y un espacio versátil de diseño vanguardista capaz de albergar cualquier tipo de evento o celebración. Su cocina ‘non stop’ y su horario ininterrumpido, permiten al establecimiento adaptarse a cada momento del día, oferta que se complementa con los servicios y espectáculos de la Cueva del Tesoro de Rincón de la Victoria, que tiene a escasa distancia.  

En LACALIZA tienen dos cartas, una para la zona de bar y cafetería y otra para el restaurante. Ofrecen una cocina mediterránea donde destacan los productos de proximidad y las técnicas culinarias actuales. Entre sus platos vamos a encontrar para abrir boca una milhojas de foie con manzana o una ensalada Axarquía, elaborada con frutas subtropicales de la zona. Para continuar, platos como el cremoso de patatas con setas salteadas, huevo y aceite de trufa blanca o la pata de pulpo asada con cama de puré y pimentón. Otros platos muy demandados por los clientes son el tataki de atún con vinagreta de mango y wakame o el chuletón nacional. Por supuesto, no faltan una amplia variedad de pescados y mariscos, de carnes, que cocinan en horno de brasas o en distintos guisos, y de arroces elaborados al estilo alicantino. En cuanto a la carta de barra y cafetería, ofrecen platos fríos y calientes, además de ensaladas y algunas carnes o el plato de cuchara del día.

El restaurante se distingue también por la diversidad de espacios en los que disfrutar de la experiencia gastronómica. Además de la zona de restaurante, cafetería y barra,  hay salones para celebraciones, reservados, aula de formación y hasta cuatro terrazas, dos de ellas con vistas panorámicas la Bahía de Málaga, además de una ludoteca que funciona los viernes y sábado por la noche, un parque infantil al aire libre y parking gratuito.

Este proyecto de restauración está impulsado por Óscar Delgado y Conchi García, dos empresarios que han dirigido con éxito el Restaurante Riosol durante 20 años. LACALIZA representa ahora un proyecto más ambicioso en el que han volcado toda su pasión por la hostelería. Para empezar, dando un salto cualitativo en la propuesta gastronómica. Asimismo, proporcionan una amplia oferta complementaria que incluye exposiciones de arte, música en directo todos los fines de semana y eventos especializado

LACALIZA practica una cocina actual que utiliza la mejor materia prima del mercado, gracias a productos de temporada y proveedores de confianza. En este sentido, Delgado y García han cuidado hasta el último detalle, rodeándose para ello de un equipo profesional e implicado. La filosofía del restaurante se basa en una presentación detallista y una atención personalizada.