3 planes alternativos para disfrutar la cara B de Málaga

157

La ciudad de Málaga nos regala cines emblemáticos, mercerías especiales, grabados y mucho más

Las grandes ciudades culturales como Málaga siempre tienen un sinfín de planes que puedes hacer para divertirte, aprender o simplemente pasar un rato agradable. En Málaga podemos encontrar grandes paseos marítimos, famosos museos, como el Pompidou o el Thyssen; esculturas y calles con historia, como Marqués de Larios; o un puerto lúdico con restauranción y tiendas infinitas. Pero, ¿qué sucede en la cara B de la ciudad? Existen planes alternativos que probablemente no conocías y que llenan el centro de la provincia de aún más color, historia y diversión. Estos son tan solo algunos de ellos:

Galería-taller Gravura. Frente a la iglesia de San Juan, y cuyas puertas abrieron en el año 1979, se encuentra este singular taller de grabados. ¿Qué se cuenta en ellos? Todo tipo de historias personales y públicas que los artistas han querido compartir con los espectadores. Entre sus cuatro paredes se respira la historia y cultura malagueña. Algunos de los nombres propios que han pasado por él son José Faria, Michele Lehmann, Francisco Peinado, Natalia Resnik, Ana Bellido o Eryk Pall. Las exposiciones que se llevan cabo en Gravura son de carácter mensual y giran, principalmente, en torno a la obra gráfica original, la obra sobre papel y la escultura.

El cine Albéniz. Este es uno de los mejores lugares para mezclar historia, arte, cultura y tradición. Construido en 1945, este cine es uno de los edificios más emblemáticos de toda la ciudad. Sus salas fueron construidas con tinte californiano, y al principio tan solo se incluían operetas en su programación. En 2008, después de adquirirlo el Ayuntamiento de Málaga, experimentó una gran renovación y ahora tiene un papel muy importante en el Festival de Cine de Málaga, donde se proyectan y presentan gran parte de las películas nominadas. Su programación diaria no suele ser la típica de los cines más convencionales, sino que basa su selección en todo tipo de películas, cortos y documentales de autor y alternativos.

La mercería Ola.lá. Sí, una mercería, y en ella se hacen un millón de cosas que jamás habrías pensado que serían tan divertidas y funcionales. Esta mercería imparte cursos y clases de diferentes categorías, desde las más novedosas, como el scrapbooking, que consiste en crear un libro de recuerdos a través de fotografías, y decorarlo con ayuda de papeles estampados, cintas, cartulinas, washi tape, sellos y todo tipo de adornos; hasta los pasatiempos más tradicionales como el ganchillo  o el punto. Y eso no es todo, en este taller también podrás customizar tu propia ropa, confeccionándola de forma diferente y alternativa. Y ahora que llegan las fiestas, Ola.lá comienza a impartir talleres periódicos con los que podrás aprender a hacer alfombras, alpargatas, adornos navideños y mucho más, siempre pensando en un buen regalo, original y único.