Casabermeja, la joya del Guadalmedina

159
casabermeja

Uno de los cementerios más espectaculares de Andalucía, un grandioso olivo monumental o una torre vigía desde la que se avista el puerto de Málaga son algunas de las visitas obligadas en Casabermeja, un pueblo de paisajes variopintos, que se encuentra entre el valle del Guadalmedina y la zona noroccidental del Parque Natural de los Montes de Málaga. Gracias a ello, este paraje agrícola y montañoso ofrece distintas caras según la época del año en la que se visite.

El citado camposanto de San Sebastián, situado junto al casco urbano, es un legado arquitectónico del siglo XIX, que se mantiene no sólo con la blancura de la cal sino con las originales formas que cobran allí los nichos y los panteones, que lejos de ser tétricos, cobran un aspecto inesperadamente romántico, hasta el punto de que ha hecho soñar a más de un poeta con la posibilidad de que sus restos descansen allí. El cementerio es uno de los más famosos y peculiares de toda Andalucía, gracias a los abundantes enterramientos en panteones, túmulos y pináculos. Este camposanto cuenta desde 1980 con la declaración de Monumento Nacional y desde 2006 con el título de Bien de Interés Cultural. Lejos de ser un escenario tétrico, este cementerio es una buena muestra de la arquitectura tradicional andaluza. De hecho, hay quien compara el recinto con un pequeño pueblo de fallecidos, con calles muy estrechas y fachadas cuidadas.

Patrimonio

Pero, además de este singular cementerio, el patrimonio de Casabermeja cuenta con la iglesia de Nuestra Señora del Socorro, construida durante el XVI, y declarada también como Bien de Interés Cultural. Este solemne templo está situado en el casco antiguo del municipio y se caracteriza por el evidente estilo barroco de su interior. Además, cuenta con otro de los emblemas de este municipio malagueño, una torre cuadrangular de cinco cuerpos, cubierta con tejas árabes.

A pesar de la riqueza cultural e histórica que representan los dos monumentos citados, los restos más antiguos se encuentran en los alrededores del pueblo. Ocurre así con la Torre Zambra, una atalaya árabe del siglo XIII que, situada sobre una de las colinas cercanas al pueblo, permite divisar buena parte de las montañas de Granada y, en los días claros, incluso el norte de África. Desde allí se consigue ver con nitidez el puerto de Málaga.

Conjunto pictórico

Aunque Casabermeja se fundó como villa independiente tras la Reconquista, la zona siempre tuvo una importancia estratégica. De hecho, además de asentamientos árabes, en la zona este del municipio, en el paraje conocido como Cerro Mojea, se encuentra el conjunto pictórico de Peñas de Cabrera. Se trata de una serie de muestras de arte rupestre del Calcolítico, que se han encontrado en los abrigos naturales formados en las rocas gracias al desgate de la erosión. Estas pinturas son manifestaciones pictóricas esquemáticas, de color rojo, en la que abundan, sobre todo, los motivos antropomórficos.

Toda esta riqueza histórica hay que añadirla a la paisajística, ya que parte del territorio se encuentra incluido dentro del Parque Natural de los Montes de Málaga. En su término municipal, se pueden visitar parajes como el del área recreativa del Chorro o el valle del arroyo Coche. En este último enclave se pueden ver sobresalientes olivos centenarios, pero sobre ellos sobresale muy especialmente el milenario olivo de Arroyo Carnicero. Precisamente, de ése y otros ejemplares centenarios se elabora un aceite de oliva de edición limitada en la almazara del Molino del Hortelano, que se puede visitar en cualquier época del año.

PARA LLEGAR…

El acceso a Casabermeja es relativamente cómodo y fácil, ya que está en una salida directa de la A-45, entre Málaga y Antequera. Desde la Axarquía también se puede usar la A-356.

PARA COMER…

Entre los numerosos establecimientos de restauración de Casabermeja, es muy complicado destacar uno, pero entre los que más apuestan por los productos locales están El Puerto, Alba y Puerta de Málaga. Los tres se encuentran en la misma calle (Paseo Puerto de la Horca), una de las vías urbanas con más calidad gastronómica de la provincia. En estos tres sitios se pueden encontrar platos elaborados con chivo lechal malagueño, una de las especialidades locales. En el caso del restaurante El Puerto, cuenta con una excelente oferta de pescados y mariscos de gran calidad.

Otras opciones en el pueblo son La Posada, donde se elaboran sabrosas migas y el típico plato de los Montes, y el Tapiteo, con una cuidada oferta en la que se combinan tradición y vanguardia.

Fuera del casco urbano destacan Venta Pedro, en el camino hacia Arroyo Coche, y el restaurante El Corte, situado en una de las salidas de la A-45 en el camino hacia Málaga.

PARA DESCANSAR…

Casabermeja cuenta con una amplia oferta de alojamientos, entre los que destacan sus casas y complejos rurales, como los que se pueden encontrar en las zonas de Arroyo Coche y Los Portales. Dentro del casco urbano, también existen hostales, pensiones y posadas con una buena relación calidad precio, así como algunos hoteles situados a pie de carretera.