Dónde y cómo comerse el Carnaval a cucharadas

66
canaval2

Las fiestas en honor a Don Carnal tienen sabor a callos y a migas, a berzas y paella, a potajes y buen vino. En Málaga se guisa el Carnaval de la mejor manera posible: con mucha música y buen ambiente, alegría, hospitalidad… Y una exquisita gastronomía que hace gala de su gusto por el cuchareo en estas fechas tan señaladas. Teniendo en cuenta la cercanía de la Cuaresma y lo que ella conlleva –ayuno y no consumir carne–, es de lógica que hay que decir un ‘hasta pronto’ a lo grande, como mejor saben los malagueños, con deliciosos platos y guisos que forman parte de la idiosincrasia de esta celebración. Por toda la provincia, de norte a sur y de este a oeste, podemos encontrarnos festejos de lo más interesantes tanto por lo mucho –y bien– que se divierten como por lo mucho –y bien– que se come.

{MÁLAGA, PALABRAS MAYORES}

El Carnaval de la capital se ha hecho un hueco entre los más esperados de Andalucía y se da una importancia muy especial a la cocina carnavalesca. Desde principios de febrero se han venido celebrando degustaciones por los diferentes barrios de la ciudad: migas por Teatinos, callos victorianos por la Victoria, berzas carnavaleras en el Cortijo de Torres, los llamados ‘callos de humildad y paciencia’ en la Cruz de Humilladero, paella en la Palmilla o potaje perchelero… ¿Adivinan dónde? El día grande será el 26 de febrero, el ‘Domingo de Piñata’, con actuaciones, animación y tapas y vinos para una fiesta cien por cien malagueña.

{CARNAVAL DE LA HARINA, ALOZAINA}

El bautizado como Carnaval de la Harina lleva siglos celebrándose en la Sierra de las Nieves. Concretamente desde el año 1490 aproximadamente. Concursos de disfraces, chirigotas y un momento clave: el sábado por la noche los vecinos del pueblo salen a la calle con bolsas llenas de harina para ‘blanquear’ a todo aquel con el que se encuentren. El ‘baile de la rueda’ y el entierro de la sardina son los otros momentos grandes de los festejos pecheros. Si os estáis preguntando cómo de rico se come, podemos hablaros del ‘caldo poncima’, previo aperitivo con aceitunas ‘aliñás’. Quienes quieran algo dulce, a darle a las tortas, los rosquillos, los bizcochos o el queso fresco de cabra con miel muy típico de la Sierra.

{FIESTAS CARNAVALESCAS DE CAMPILLOS}

La XXIV se desarrollará del 3 al 5 de marzo, pero promete ser de nuevo uno de los eventos carnavalesco más visitados de la provincia, al menos de la comarca de Antequera. Cuentan ya con comparsas y agrupaciones con experiencia y recibirá la visita de un cuarteto de Cádiz. Todo ello en una carpa que ha instalado el ayuntamiento en la explanada de la localidad y donde no solo se cantará, también se catará. Vinos de la provincia y platos tan tópicos del recetario campillero como las tortillas y sopas de espárragos, gazpachuelo, migas, porras, potajes de garbanzos y lentejas o también las tagarninas.