Joyas desconocidas en la provincia de Granada

64

En Granada existen pequeños pueblos con un encanto y una historia únicos

La provincia de Granada cuenta con algunos de los pueblos más representativos y bonitos del país. Sin embargo, como ocurre en cada comunidad autónoma, suelen ser siempre los pueblos más grandes o más cercanos a la capital, aquellos que ocupan todos los focos turísticos.

Pero eso va a cambiar esta vez. Y es que existen pequeños pueblos con un encanto y una historia tan únicos que su ligero protagonismo en la provincia no llega a entenderse del todo. 

Estos pequeños pueblos elegidos no son otros que Alquife, Cónchar y Colomera. 

Alquife, una mina para el turismo rural

Alquife es una pequeña localidad de la provincia de Granada situada en la parte meridional de la comarca de Guadix. A 82 km de Granada y con una población de unos 740 habitantes, el mayor reclamo turístico para decidirse a visitar este pequeño pueblo son sus históricas minas. También su Ermita de San Hermenegildo posee una gran carga histórica.

Las minas de Alquife están consideradas como una de las más grandes de Europa a cielo abierto, en las que se encuentra una enorme montaña artificial, cuyo paisaje se distingue por su color rojizo. En la propia mina se encuentra un lago interior, utilizado en la actualidad como embalse, y cuyo cráter ya forma parte del reclamo paisajístico de la localidad.

Tras su cierra en 1996 y dos décadas luchando por la reapertura de este reclamo económico para el municipio, las minas de Alquife han recibido todos los permisos necesarios para una nueva fase de pruebas y espera finalizar la fase preoperacional para llegar a la fase operativa en 2020.

Además, Alquife limita con otra serie de pueblos de gran interés turístico para complementar en la misma ruta. Estos son La Calahorra, Aldeire, Lanteira, Valle del Zalabí y Jérez del Marquesado.

En cuanto a la gastronomía, en el municipio granadino de Alquife podemos disfrutar de ricos platos de cabrito y cordero, así como un inigualable choto al ajillo. También son típicos del pueblo los salmorejos, el arroz caldoso con conejo, papaviejos y migas de pan, entre otros.

Cónchar, senderismo por el valle de Lecrín

Este municipio perteneciente a la comarca del valle de Lecrín, formada por dos poblaciones, la propia Cónchar y Cozvíjar, es la principal productora de vino de dicho valle. Situado al pie de la Sierra de las Albuñuelas, a 679 m. de altitud, este lugar rural cuenta con 360 habitantes.

Su principal patrimonio monumental es la iglesia de San Pedro, que data del siglo XVII y está conservada prácticamente igual que tras su construcción. Hay que destacar también la Atalaya de Cónchar.

Considerada como una zona rural casi en su totalidad, este tipo de turismo ha crecido sobremanera en los últimos años. Una de las rutas de senderimso más populares es la ruta de las fuentes y Atalaya de Cónchar. Con una longitud de casi 12 km en un trazado circular, este recorrido nos presenta algunos miradores y paisajes de ensueño en un pueblo prácticamente desconocido. 

Si hablamos de platos típicos, la calabaza frita, puchero de cardos e hinojos, remojón de naranja, bacalao con salsa de naranjas, habas fritas, mus de mandarina o limón, son algunas de las elaboraciones más populares en el valle de Lecrín.

Colomera, enclave de culturas

Ubicado en la parte suroccidental de Los Montes se alza Colomera, un pueblo de unos 1600 habitantes con resonancias romanas. Este es un enclave especialmente cargado de historia, ya que tiene abundantes referencias romanas, visigodas y sobre todo árabes.

El Puente Romano, la Necrópolis Visigoda y las ruinas del Castillo árabe son tres ejemplos perfectos del paso del tiempo en un pueblo cuyo esplendor histórico se refleja en cada esquina. 

Además, su situación entre los pantanos del Cubillas y entre el Colomera hacen de la zona una de las más naturales que quedan al norte de Granada.

La gastronomía en Colomera está basada en la cocina tradicional con recetas de cocina mediterránea. Caza y productos de la tierra se aúnan para hacer de este lugar un punto atractivo para el comer.