La historia de Granada. Cuna de civilizaciones y monumentos

36

El hilo conductor más representativo para seguir el paso histórico de estas épocas no es otro que los monumentos

Granada ha sido cuna de civilizaciones, y las más poderosas de la historia han pasado por ella y han dejado una huella cultural muy notable. El hilo conductor más representativo para seguir el paso histórico de estas épocas no es otro que los monumentos que cada pueblo dejó en la provincia de Granada.  Para el turista empedernido, la provincia de Granada es un mundo entero por descubrir. En cada esquina, de cada barrio, de cada localidad encuentras algo con siglos de historia, con leyendas increíbles y una esencia cultural sin precedentes. Así es como nos adentramos en una ruta por algunos de los monumentos más característicos de cada época.

La historia de la ciudad de Granada se remonta hasta el siglo VII a.C. Estos son los primeros restos que pueden atribuirse a un asentamiento conocido como oppidum íbero denominado Ilturir, probablemente perteneciente a una tribu conocida como los túrdulos. Esto es un lugar elevado, una colina o meseta, cuyas defensas naturales se han visto reforzadas por la intervención del hombre para proteger, en su mayoría, tierras de cultivos o ganado. Pero tras ellos, comenzó el verdadero auge de las civilizaciones, desde la todopoderosa Roma, hasta el auge del cristianismo. Estos son los monumentos más representativos para que no te pierdas ni un solo siglo de historia de la ciudad:

Teatro romano de Guadix

Los restos de este monumento fueron encontrados en el año 2008, y es uno de los pocos teatros que han conservado su estructura prácticamente íntegra. Es por ello que debería ser una parada obligatoria para todos aquellos que decidan adentrarse en el mundo latino de Roma. Se estima que fue levantado en torno al año 25 d.C por orden del emperador Tiberio, y que tuvo una vida de unos 300 años. Alberga una extensión de 6000 metros cuadrados en su orchestra, el graderío, el porticus post scaenam o zona para resguardar a los espectadores en los descansos, y su zona ajardinada.

La visita se puede realizar durante todo el año, siempre con reserva previa. 

La Necrópolis visigoda del Cortijo del Chopo

Situada en la localidad granadina de Colomera, esta necrópolis pertenece al periodo visigodo. El declive del imperio romano tuvo lugar a finales del siglo III d.C., y con la llegada de esta nueva civilización, se inicia un proceso de cristianización que será bastante lento. Una de las modificaciones culturales llega con las exhumaciones y los ajueres. Esta necrópolis podría fecharse desde finales del siglo III, principios del IV, hasta el siglo VII. Cuenta con 47 sepulturas encontradas con parte de sus ajuares funerarios. La necrópolis es un monumento público para su visita. Además, ciertas empresas ofrecen visitas guiadas.

Palacio de La Madraza, joya musulmana orientada a la cátedra

Conocida como la universidad coránica, este monumento fue construido, en efecto, como universidad en el año 1.349 por el rey Yusuf I. De hecho, fue la primera de la península. Se impartían enseñanzas como Matemáticas, Derecho, Medicina y otras ciencias. Este edificio ha sido víctima de épocas muy convulsas, y aún así se conservan partes originales tan interesantes como el oratorio y una cúpula octogonal sin precedentes. Este es un monumento idílico para aquellos amantes del desarrollo de la educación a lo largo de la historia. 

El horario de visita de verano al Palacio de la Madraza de 10:00h a 20:00h, mientras que el horario de invierno es de 10:00h a 19:30h, siempre de lunes a domingo.

Monasterio de la Cartuja, templo cristiano

Fue fundado en el siglo XVI por orden de don Gonzalo Fernández de Córdoba (El Gran Capitán). Este monasterio acogió a una comunidad de monjes cartujos hasta 1835, año en el que fueron expulsados del mismo. Este es un edificio imprescindible para todos aquellos que quieran maravillarse con diferentes estilos de arte, predominando el renacentista, y siendo su interior una joya inigualable, desde su iglesia, pasando por el altar mayor, hasta su sacristía.

Durante el verano, el monasterio puede visitarse de lunes a domingo, de 10:00-20:00h y sábados de 10:00-13:00h y de 15:00-20:00h. Mientras que en invierno, las visitas serán de lunes a viernes, domingos y festivos de 10:00.18:00h; y sábados de 10:00-13:00 y de 15:00-18:00h.