Personajes legendarios en el Valle del Genal

51

El Valle del Genal no es sólo uno de los enclaves naturales de mayor importancia ecológica de la provincia de Málaga. También ha sido cuna de personajes importantes a lo largo de la historia de Andalucía e incluso de España. En algunos de los pequeños pueblos que conforman esta subcomarca de la Serranía de Ronda, han nacido o vivido personajes como el bandolero Zamarrilla, el escritor Diego Vázquez Otero o el beato Fray Leopoldo. A ellos hay que unir otros que están relacionados  por algunos relatos legendarios con localidades de esta zona de la Serranía de Ronda.

En Pujerra se cuenta incluso que nació, según una leyenda, el rey visigodo Wamba, que tenía algunas posesiones en la aldea conocida como Celay, en la zona más baja del término municipal. Según relata la leyenda, el monarca se encontraba arando allí, cuando fue avisado para ser coronado. Allí, según este relato sin rigor histórico, vivía como un humilde labrador, ignorando su ascendencia noble. De hecho, cuando fue convocado para ser monarca, Wamba dijo desafiante que cuando la azada que empuñaba floreciera, sería rey de España. Y es aquí cuando el relato se convierte en especialmente mágico, ya que, según éste, milagrosamente comenzaron a germinar en su herramienta de labranza hojas y flores. 

En el municipio vecino, Igualeja, fueron famosos dos bandoleros, Francisco Flores Arrocha y Cristóbal Ruiz, más conocido como el ‘Zamarra’. Este segundo fue el primero en nacer, a principios del siglo XIX y es conocido por la leyenda de Zamarrilla. Ésta lo vincula con un supuesto milagro con la Virgen de la Amargura en su ermita, situada entre los barrios malagueños de la Trinidad y El Perchel. Después de varios años haciendo fechorías, se ganó el apodo de ‘Zamarra, el terror de la sierra’ y tuvo incluso que refugiarse en Tánger ante el acoso de de la Guardia Civil. En 1851, fue capturado, juzgado y fusilado, dejando una estela legendaria en el municipio de Igualeja.

Por su parte, Flores Arrocha fue un bandolero más cruel y desarrolló sus fechorías a partir de 1930. Su obsesión por una venganza familiar provocó que cometiera uno de los crímenes más despiadados que se recuerdan en la Serranía. Murió a los 47 años y llegó a atemorizar a los habitantes del Genal.Esta ruta continúa por Parauta, uno de los núcleos menos poblados de la comarca. Allí, sus vecinos se muestran orgullosos de que esas tierras vieran nacer a Omar Ben Hafsun, caudillo muladí que se rebeló contra el emirato de Córdoba en la fortaleza de Bobastro, en los alrededores del Desfiladero de los Gaitanes. Eso sí, no está ni mucho menos demostrado que así fuera. No en vano, hoy se considera que este famoso líde rebelde nació en realidad en el paraje de Auta, en el término municipal de Riogordo, en la comarca de la Axarquía.

Otro pueblo importante con hijos ilustres es Alpandeire, cuna de Fray Leopoldo, uno de los beatos que más devotos tiene en Andalucía. Nació un 24 de junio de 1867 en esta localidad del Genal, donde pasó su infancia y su juventud. 

Así, se ha establecido en municipios como Alpandeire, Faraján y Cartajima la ruta de Fray Leopoldo. En su pueblo natal, se conserva la casa donde moró y hay esculturas que le rinden homenaje. También en este pueblo, nació otro personaje ilustre, aunque algo más contemporáneo, Diego Vázquez Otero, escritor, pedagogo e historiador de la provincia, que nació en 1891 y falleció hace ya casi tres décadas.

En la localidad de Gaucín, en el Bajo Genal, casi en su confluencia con el Valle del Guadiaro nació Francisco Cañamaque, periodista, escritor y político que llegó a ser subsecretario de la Presidencia tras la muerte del rey Alfonso XII, bajo el mandato de Sagasta. Sin embargo, hoy se recuerda mucho más a un personaje histórico que presuntamente falleció en el intento de toma del castillo del Águila, Guzmán El Bueno, el héroe de Tarifa.