San Isidro, una fiesta para disfrutarla

35

En mayo Madrid celebra las fiestas de San Isidro Labrador (15 de mayo), patrón de la ciudad y de los labradores. Es una buena oportunidad visitar la capital de España y así conocer el Madrid más castizo.

Son más de un centenar los milagros que se le atribuyen al Santo y, siguiendo algunos hitos de su vida, se puede recorrer una parte de Madrid. Según se cuenta, San Isidro poseía el don de encontrar fácilmente agua. De hecho, las celebraciones de estas fiestas de mayo giran en torno a la relación que hay entre el agua y el santo. La romería tiene lugar en la Pradera de San Isidro y en las calles aledañas, y es costumbre que los chulapos y chulapas beban el «agua del santo» que brota en un manantial anexo a la Ermita de San Isidro.


Esta tradición se mezcla con la de merendar rosquillas y limonada en las praderas de San Isidro, si el tiempo primaveral lo permite. Es típico en esas zonas de césped comer esos días tortilla de patatas o parrilladas a base de chorizo, morcilla, chuletas y alguna butifarra

Si vais a pedir una limonada, tenéis que saber que la de Madrid lleva vino, limón, azúcar y también fruta troceada (normalmente manzana). Mientras que, si vas a comprar rosquillas, puedes elegir entre las tontas (con huevo), las listas (con huevo y recubiertas de azúcar glas), las de Santa Clara (con una capa de merengue blanco) y las francesas (con almendras). Y no nos olvidamos de los barquillos, una tradición de la que parte se ha perdido y que consiste en una especie de galleta crujiente que se suele acompañar con un vino dulce.


Entre el 10 y el 15 de mayo, Madrid celebra este año las fiestas en honor de su patrón, con música, espectáculos y un sinfín de actividades para todos los públicos con un completo programa cultural y de ocio que conjuga lo tradicional y lo moderno. Diferentes espacios de la ciudad acogen actividades gratuitas para todos los públicos y para todos los gustos. Lugares emblemáticos como la Plaza Mayor, Las Vistillas o la Pradera de San Isidro se convierten en escenario de pasacalles de Gigantes y Cabezudos e inolvidables noches de Zarzuela y de ópera cómica entre otras muchas opciones.


El chotis es el baile típico de estas fiestas. Es una danza originaria de Bohemia, que se popularizó a mediados del siglo XIX.

Además, otros lugares de la ciudad como el Templo de Debod, el parque Enrique Tierno Galván, la Rosaleda del Parque del Oeste o la plaza de Oriente se convierten en escenario de multitud de conciertos y actividadeschulapas (con mantón de Manila, pañuelo con clavel y vestido de lunares) giran alrededor del chulapo (ataviado con chaleco, clavel en la solapa, pantalón negro y parpusa). Se puede ver bailar en Las Vistillas, el epicentro de las celebraciones. Estos jardines se llenan de música popular, pero también de música independiente. La plaza de las Comendadoras, es otra de las citas imprescindibles de la fiesta.


En cuanto a actos religiosos, destacan las tradicionales ceremonias religiosas con la bendición del agua de la Fuente y consagración al Santo; el Quinario en honor a San Isidro; la misa en la Colegiata de San Isidro; la Eucaristía en la Capilla de la Cuadra de San Isidro y la Misa de Romería en la Pradera.